Selva Negra y Alsacia día 2: Friburgo, Vogelgrun, Eguisheim, Colmar

Ebnet

Selva Negra Alsacia Friburgo Vogelgrun Eguisheim Colmar - Ebnet con iglesia San Hilario
Ebnet con iglesia San Hilario

En nuestro primer despertar en la Selva Negra (Schwarzwald) nos encontramos con estas vistas. La noche anterior no nos habíamos fijado porque ya era de noche, la tranquilidad que se respiraba era insuperable. Estábamos en una gasthaus en Ebnet, un barrio de la ciudad de Friburgo. Antes de comenzar nuestra ruta planificada por Friburgo decidimos ir a conocer la iglesia que se veía al fondo, la iglesia católica de San Hilario (St. Hilarius), de la que nos llamaba la atención su bonita cúpula acebollada. También intentamos buscar el antiguo castillo de Ebnet pero no lo vimos cerca y como tampoco queríamos desviarnos demasiado de nuestra ruta decidimos continuar hasta Friburgo. Ya eran casi las 11 y hoy teníamos que llegar hasta Alsacia.

Friburgo

En el centro de Friburgo era imposible aparcar así que terminamos dejando el coche en un aparcamiento. En Friburgo nos encontramos con una ciudad moderna combinada con edificaciones clásicas. La ciudad era grande y se notaba que era importante entre otras cosas por ser una de las puertas de entrada a la Selva Negra. También está llena de juventud por ser importante centro universinario. En cuanto a los monumentos, tiene algunos edificios medievales realmente bonitos entre los que destacan las antiguas puertas de entrada de la ciudad amurallada y la enorme catedral de Friburgo. Sin embargo más allá de estos monumentos lo que más nos sorprendió fue todo el ambiente alrededor de la Plaza de la Catedral. Era día de mercado y había decenas de puestos de todo tipo desde comida, bebida, artesanía, flores… Nos recordó a los auténticos mercados medievales. Tuvimos una gran suerte de encontrar el mercado montado, nos encantó.

Selva Negra Alsacia Friburgo Vogelgrun Eguisheim Colmar - Plaza de la Catedral y mercado de Friburgo
Plaza de la Catedral y mercado de Friburgo

En Friburgo además de dar un paseo por todo su centro también puedes subir a pie, teleférico o coche hasta la colina Schlossberg desde la que tendrás una vista magnífica de toda la ciudad de Friburgo.

Selva Negra Alsacia Friburgo Vogelgrun Eguisheim Colmar - Friburgo desde monte Schlossberg
Friburgo desde monte Schlossberg

Vogelgrun y Breisach am Rhein

Pasadas las 3 y media de la tarde salimos de Friburgo con dirección a Colmar. A la media hora cruzamos el Rin que marcaba la frontera entre Alemania y Francia. Estábamos entrando en la región francesa del Alto Rin. Nada más cruzar el río vimos un área de descanso y aprovechamos para parar. Lo primero que encontramos fue la central hidroeléctrica de Vogelgrun, en el Gran Canal de Alsacia que circulaba paralelo al río Rin. A partir de aquí el Gran Canal de Alsacia y el Rin se volvían a unir. En la orilla de enfrente la localidad alemana de Breisach am Rhein.

Día 2: Friburgo, Vogelgrun, Eguisheim, Colmar - Río Rin y Breisach am Rhein
Río Rin y Breisach am Rhein

Eguisheim

Salimos de Vogelgrun directos a Colmar y en media hora estábamos entrando por la ciudad. Llegamos al hotel pasadas las 5 así que era buena hora para aún aprovechar la tarde, y eso que la entrada fue pesadísima, nos tiramos como 20 minutos esperando a que nos atendieran porque había muchísima gente para hacer el check-in. En cuanto pudimos dejar la maleta en el hotel salimos a explorar Alsacia y comenzamos por un pequeño y precioso pueblo a 15 minutos de Colmar, Eguisheim. Nuestro primer contacto con Alsacia nos dejaba con la boca abierta, con sus calles estrechas, las casas de entramado de madera que después supimos eran típicas en toda la región, coloridas, flores, detalles medievales y bodegas.

Selva Negra Alsacia Friburgo Vogelgrun Eguisheim Colmar - Calle típica de Eguisheim
Calle típica de Eguisheim

Colmar

Conocidos todos los rincones de Eguisheim, volvimos a Colmar, que también es muy bonita aunque es más ciudad, eso sí con un centro increíblemente bonito. El encanto de Colmar está concentrado alrededor de sus canales bordeados de flores y de casas de entramado de madera, lo que hace que a Colmar se la conozca como la pequeña Venecia de Alsacia. Pasear junto a estos canales es realmente maravilloso y por qué no decirlo, también muy romántico. Colmar es un lugar para sentirlo, simplemente sigue el curso de los canales y disfruta. Y si además puedes aprovechar para cenar junto a ellos, te lo recomendamos encarecidamente. Nosotros cenamos en uno de los restaurantes más conocidos y también masificados de Colmar, la brasserie Schwendi, comida deliciosa y a no mal precio.

Selva Negra Alsacia Friburgo Vogelgrun Eguisheim Colmar - Canal de la Pequeña Venecia de Colmar
Canal de la Pequeña Venecia de Colmar

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *