Laponia día 3: motos de nieve, renos y pueblo de Papá Noel

Tercer día de viaje y hoy era un día grande: ¡comenzábamos nuestras excursiones por Laponia! Nos esperaba lo que llaman el “Safari de Papá Noel“: circularíamos en moto de nieve, visitaríamos una granja de renos y conoceríamos al gran Papá Noel, ¿qué más se puede pedir?

Despertar en Rovaniemi

Teníamos un hotel céntrico en Rovaniemi. Al despertar, éstas son las vistas que teníamos desde nuestra habitación. Bonito, ¿verdad?

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Despertar en Rovaniemi
Despertar en Rovaniemi

Motos de nieve

La excursión comenzaba a las 10 de la mañana. Teníamos que estar media hora antes en el punto de partida, las oficinas de Lapland Safaris que estaban enfrente de nuestro hotel. Eso nos permitió no tener que madrugar tanto y desayunar tranquilamente antes de partir. Al llegar a Lapland Safaris la verdad que fue todo muy rápido. Entregas el bono y rápidamente te encuentras pasando por los vestuarios donde terminas embutido dentro de un mono térmico complementado con calcetines, botas y guantes, todo térmico. En la cabeza, un pasamontañas y por supuesto el casco. Cuando tienes todo puesto sientes que no te puedes ni mover, y es ahí cuando te dicen que no te pongas casco ni guantes aún, y que no te abroches el mono, porque vamos a subir a un microbús… ¡Ups, demasiado tarde para mí!

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Dentro del microbús
Dentro del microbús

En el microbús, aparte del calor (24 grados), fuimos embobados con el paisaje, ¡qué maravilla estos bosques lapones! Tras 15 minutos de trayecto, llegamos a la primera parada del día: el aparcamiento de motos de nieve. El microbús nos dejó en medio del bosque, y nada más bajar nos encontramos con los primeros y preciosos renos.

Renos en bosque de Rovaniemi
Renos en bosque de Rovaniemi

Hacía un frío horrible, habíamos dejado Rovaniemi a -11 y parece que aquí había alguno menos. Nuestras motos estaba colocadas en dos hileras, esperando a que cada pareja fuese eligiendo la suya.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Moto nieve renos pueblo Papá Noel - Nuestras motos de nieve
Nuestras motos de nieve

Antes de nada, la explicación de nuestra simpática guía sobre el funcionamiento de la moto de nieve. Es bastante sencillo, pero si quieres ir con la lección aprendida, en este enlace te explican cómo conducir una moto de nieve.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Explicación de la guía
Explicación de la guía

¿Y qué decir de la excursión? Simplemente impresionante, experiencia muy muy recomendable. No borraría nada, ni siquiera el frío. Vimos amanecer desde la moto de nieve, atravesamos entre bosques nevados y también algunas zonas con claros que seguían siendo igual de impresionantes. Estuvimos hora y media en la moto, y a mitad de camino se hace una pequeña parada para cambiar de conductor.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Amanecer desde la moto de nieve
Amanecer desde la moto de nieve

Yo además cometí la locura de llevar la cámara reflex colgada y fui haciendo fotos. La pobre cámara terminó algo congeladita, y le di unos meneos… Además cada vez que hacía fotos tenía que soltar las manos del sillín y en algunas curvas la verdad que me daba la sensación de que podía caer. Por suerte no fue así, también porque a pesar de que la sensación de velocidad era bastante alta, en realidad no pasamos de 30 y poco kilómetros por hora.

Finalizamos el paseo viendo un par de kotas a lo lejos.

Kotas
Kotas

Por cierto que al bajar de la moto nos estaba esperando el microbús y volví a cometer el mismo error de la noche anterior: pasé del frío exterior directamente a los 24 grados del microbús, y te puedes imaginar lo que pasó: la cámara completamente llena de vaho, me asusté muchísimo más que el día de antes, hasta el punto de pensar que la había estropeado. Por suerte no fue así, la dejé en calma, y al llegar al siguiente destino ya la cámara bajó su condensación, aunque aún tuve que estar algún tiempo sin encenderla. A partir de aquí decidí en serio cuidar la cámara, ¡aunque es tan complicado en Laponia!

Visita a una granja de renos

Al mediodía ya estábamos en la granja de renos, donde tendríamos varias actividades. La verdad que en esta granja fue sucediendo todo un poco en plan sorpresa. Primero nos estuvo esperando un lapón disfrazado de sami para realizar la ceremonia del cruce del Círculo Polar Ártico. Este lapón suelta un discurso y hace algunas cosas con el fuego. La verdad que todo no lo entendí, y me pareció algo muy tonto para nosotros aunque alguna risa echamos. Es más para niños.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Ceremonia del cruce del Círculo Polar Ártico
Ceremonia del cruce del Círculo Polar Ártico

Continuamos con el paseo en renos, muy curioso. Los renos además de bonitos, me resultaron graciosísimos. A pesar de no correr como puedan correr los huskies, cogieron un pasito ligero y con la rasca que hacía llegamos a pasar frío. Y eso que sólo recorrimos como medio kilómetro.

Renos
Renos

Después del paseo en renos, la guía nos dijo que esperásemos a que nos llamara, y mientras aprovechamos para dar un paseo alrededor de la granja, donde había una reconstrucción de un poblado sami. El entorno era magnífico, y lo más sorprendente era que aún no habíamos comido, ¡y ya estaba atardeciendo!

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Atardecer desde la granja de renos
Atardecer desde la granja de renos

Tras unos minutos de espera, la guía nos llamó. Pensábamos que era para la comida, y cuál fue nuestra sorpresa al entrar en la cabaña y encontrarnos… ¡con Papá Noel! Mantuvimos con él una charla, todo el tiempo que quisimos, y lo que más me gustó fue que nos dejaran hacer todas las fotos que quisimos, ¡y gratuitas! Nada que ver con el Papá Noel “famoso” del pueblo de Papá Noel.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Visitando a Papa Noel
Visitando a Papá Noel

Salimos con una gran sonrisa de ver a Papá Noel, y fuimos directos al almuerzo, bastante rico. Comimos las típicas albóndigas laponas acompañadas de verduras y puré de patata, y zumo de bayas. De postre, unas bolitas tipo buñuelos.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Albóndigas y zumo de bayas
Albóndigas y zumo de bayas

Durante la comida hubo una pequeña anécdota… una de las niñas del grupo vomitó encima de la mesa mientras comíamos. La pobre creo que ya venía algo mal desde el paseo en motos de nieve, y aquí terminó de explotar. Se hizo el silencio, los padres no sabían dónde meterse y bueno… son cosas que pasan

Visita al pueblo de Papá Noel

Aún nos quedaba la última visita del día, la que daba nombre a la excursión, el safari de Papá Noel. Así que tras la comida, de nuevo subimos al microbús hasta este famoso lugar llamado Santa Claus Village. En realidad es un parque temático ambientado en Papá Noel. Tienes la oficina postal oficial de Papá Noel con los elfos que están clasificando el correo. También hay tiendas de souvenirs, y además puedes cruzar la línea que representa el Círculo Polar Ártico e incluso obtener un diploma por ello.

Aunque la visita estrella a este pueblo es sin duda a Papá Noel, “el auténtico Papá Noel“. Cierto que es tal reclamo turístico y económico, que cuando lo visitas te encuentras con varios carteles diciendo que está prohibidísimo hacer fotos o videos con él. Sin embargo, tu conversación con él es grabada, y después puedes comprar tus fotos o video. Nosotros no lo compramos, y bueno, desluce un poco la visita porque sientes puro negocio. Me gustó mucho más la visita de la mañana al otro Papá Noel más modesto.

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Casa de Papa Noel
Casa de Papá Noel

Tarde en Rovaniemi

El safari de Papá Noel finalizó a las 4, y ya pasamos el resto de la tarde en Rovaniemi. Los de Lapland Safaris se portaron muy bien ya que nos dejaron quedarnos con todo el vestuario a todos los que íbamos a tener alguna otra excursión. Así que decidimos aprovechar la ropa térmica y salir a ensayar fotografía para cazar la aurora boreal, ya que en la oficina de turismo nos habían dicho que el día siguiente sería un buen día para verla.

Como ya imaginábamos, ni rastro de la aurora boreal, pero al menos identificamos dónde estaba el norte, por el que saldría la aurora boreal, y paseamos y practicamos algo de fotografía nocturna del río Kemi que estaba semi congelado, y del famoso puente Jätkänkynttilä. Sí, ya lo sé, aún nos quedaba mucho que mejorar (sobre todo a mí).

Laponia motos nieve renos pueblo papa noel - Río Kemi semi-congelado
Río Kemi semi-congelado

Nos fuimos a dormir, el día había sido intenso y necesitábamo también descansar, y estar preparados para el día siguiente que teníamos… ¡la excursión de huskies!

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

36 thoughts on “Laponia día 3: motos de nieve, renos y pueblo de Papá Noel

  • 17/04/2016 at 10:38 PM
    Permalink

    Guau! Se ve un viaje excepcional, y las actividades que hicisteis son geniales! Además, las fotos con las que acompañas cada actividad, por cierto tuvo que ser genial la visita al pueblo de Papá Noel! Besos
    PD: Estoy deseando leer tu aventura con los huskies!

    Reply
    • wircky
      18/04/2016 at 8:14 AM
      Permalink

      La verdad que el día completo fue genial. Pronto podrás leer de los huskies. Gracias Nika!

      Reply
  • 14/04/2016 at 1:17 PM
    Permalink

    Que bonitas fotos, entra mucha información gracias a ella. La verdad es que parece que el viaje es una pasada, ojalá pudiera permitirme cosas así.

    Genial la entrada, un saludo.

    Reply
    • wircky
      18/04/2016 at 8:12 AM
      Permalink

      Muchas gracias Feérica, es un viaje alucinante, ojalá puedas conocerlo algún día.

      Reply
  • 13/04/2016 at 1:57 PM
    Permalink

    Hola, acabo de conocer tu blog, y leyendo tu día 3, me hizo recordar mi viaje a Islandía, con las motonieves por un glaciar. Un poco peligroso, la verdad!!
    Me encantan los países nórdicos, sin embargo yo he estado en dos pero en verano, por lo que nos íbamos a pasear por la playa a la 1 o 2 de la mañana, porque todavía era de día. Es tan diferente a España que se disfruta muchísimo, verdad??
    Saludos

    Reply
    • wircky
      13/04/2016 at 8:19 PM
      Permalink

      Hola Olga, qué maravilla tu experiencia en moto de nieve por un glaciar, yo esa no la he hecho, pero me encantaría. Y sí, es tan diferente que todo lo que ves y haces se disfruta muchísimo.

      Reply
  • 12/04/2016 at 11:43 PM
    Permalink

    que binitas fotos tomaste te felicito saludes desde Nicaragua

    Reply
  • 12/04/2016 at 11:37 PM
    Permalink

    Flipando con las fotos del Río Kemi semi-congelado y del Atardecer desde la granja de renos, chulísimas, bueno todo el paseo. Hace un tiempo vi un reportaje sobre este paseo en moto, la visita al pueblo de papa noel y me acuerdo que me dieron muchas ganas de un día hacerlo. Es que es un paisaje tan distinto de lo que conocemos, tan irreal que debe ser imposible olvidarlo. Me encantó tu post, y enhorabuena por el viaje. Saludos.

    Mônica Barbosa

    Reply
    • wircky
      13/04/2016 at 10:56 AM
      Permalink

      La verdad que es un viaje alucinante, como transportarte a otro mundo. Muchas gracias Mónica por comentar.

      Reply
  • 12/04/2016 at 11:14 AM
    Permalink

    Que fotos! son alucinantes! vaya sitio para visitar, es maravilloso 😀 y completamente diferente a todo lo que conozco. Lo único es no dejarse acobardar por el frio para disfrutar del viaje.

    Reply
    • wircky
      12/04/2016 at 8:17 PM
      Permalink

      Es un lugar increíble. El frío asusta más antes de ir que una vez que estás allí. Gracias por comentar María

      Reply
  • 14/02/2016 at 6:49 PM
    Permalink

    Guau! Vaya experiencia!! Aunque yo con lo friolera que soy..me decanto por lugares algo más cálidos

    Reply
  • 14/02/2016 at 6:00 PM
    Permalink

    A mi el frío me paraliza un poco, pero creo que si decido seguir tus pasos con este viaje lo haría también en invierno, bien abrigados todo es posible!!!

    Reply
    • 14/02/2016 at 11:02 PM
      Permalink

      Tu vete animando porque esta genial. Y hay meses menos fríos que aun hay nieve. Creo que hasta abril por lo menos

      Reply
  • 13/02/2016 at 12:49 PM
    Permalink

    Cristina!! me encantó esta experiencia que viviste!! fascinante!!! Toda una aventura! Conducir una moto de nieve por allí ya bien valía la excursión.
    Y los paisajes me han resultado espectaculares, y eso gracias a tu cámara maltratada que se ha portado bien.
    Hay dos momentos que deben de haber sido espectaculares… ver ese atardecer desde la Granja de Renos y al Río Kemi semi congelado…
    Ya con eso solo bien vale el tour!!! ah! obvio… y las fotos con Papá Noel…
    Gracias por tu post.
    Saludos Viajeros.

    Reply
    • wircky
      13/02/2016 at 12:57 PM
      Permalink

      Vimos en Laponia unos amaneceres y atardeceres increíbles! Hay algo que supera ver el río Kemi semi-congelado, ¡ver un lago congelado y pisar en él a pie y en moto de nieve!
      Muchas gracias Lilian por comentar!

      Reply
  • 12/02/2016 at 9:13 PM
    Permalink

    Me gusta la foto de cabecera, el movimiento que le da los cables de electricidad y la del atardecer y la primera de la vista desde la habitación…eso era una ventana baja? Daba al tejado? Yo es que tengo una parecida en Copenhague… Ah! y en cuanto a Papá Noel, ya sabemos que el que permitió las fotos era el verdadero, el otro, el famoso, era un farsante…”Por sus frutos lo reconoceréis”, he leído en alguna parte.

    Reply
    • 12/02/2016 at 9:24 PM
      Permalink

      Así es, el Papá Noel famoso no mola nada. En el hotel era una tercera planta creo recordar, y daba al tejado del edificio de al lado. Como nunca había despertado con una vista así… Quiero ver la tuya de Copenhague!

      Reply
    • 12/02/2016 at 11:36 PM
      Permalink

      Pues eso es lo que nos pasa, que los que no estamos acostumbrados a la nieve, pues nos llama la atención y nos gusta…Cuando suba la de la ventana, te menciono para que la veas. Hoy subí la del desayuno que me metía entre pecho y espalda, antes de salir a patear la ciudad, como era free of charge…jejeje

      Reply
    • 13/02/2016 at 8:38 AM
      Permalink

      Acabo de ver la del desayuno, cómo te cuidas!! Me quedo esperando tu otra foto entonces, y el relato que la acompañe, que será magnífico como siempre. Por cierto, ¿no te has planteado escribir relatos de verdad?

      Reply
    • 13/02/2016 at 11:23 AM
      Permalink

      Ja! Pero si yo no sé escribir ni casi nada…Sólo que gracias a la Web, todos podemos jugar a ser, a hacer, lo que en la vida real no podríamos. Y todos podemos escribir, exponer fotos, pensamientos, hacer de modelo, dialogar a miles de km, callar y mirar…Yo no sabía que en facebook iba a encontrar un hueco para mí y lo había! He descubierto que me gusta exponer mis fotos y comentar algo acerca de ellas y si de paso, a cuatro os gusta, pues estupendo. Y me gusta seguir vuestros blogs de viajes y deciros lo que me gustó…Y también el buen rollo y camaradería, que sin conocernos personalmente, se puede generar, en fin…

      Reply
    • 13/02/2016 at 11:38 AM
      Permalink

      A cuatro?? No seas modesto hombre!! 🙂 Si así disfrutas genial, nosotros también lo disfrutamos. Y si algún día quieres pegar el salto a escribir en otro sitio, allá te seguiremos 😉

      Reply
  • 08/02/2016 at 5:04 PM
    Permalink

    Sólo oír Laponia me da frío, jajaja…creo que hay zonas del mundo que me perderá por mi falta de aguante al frío aunque post como este me dan que pensar. El nombre de “Safari de Papa Noel” ya hace imaginar que sería un lugar muy turísico, prohibido hacer fotos tu pero sí ellos para luego vender… en fía, en todos sitios hay lugares así.
    Me he sentido algo identificada con la cámara que no suelto pase lo que pase.
    Saludos.

    Reply
    • wircky
      08/02/2016 at 7:44 PM
      Permalink

      Jaja lo de la cámara fue una locura, a la pobre le he dado una paliza en este viaje, pero ahí sigue, funcionando. Para el frío, te empiezas a poner capas, y se puede sobrellevar… salvo que estés parado esperando a la aurora boreal… ahí sí te congelas jeje
      Saludos viajeros!

      Reply
  • 08/02/2016 at 2:47 PM
    Permalink

    wow, que pasada de experiencia no? me encantaria conducir una moto de nieve por esos paisajes totalmente blancos y ver a los renos!!

    que envidia! sana eh?

    jeje, saludos

    Reply
    • wircky
      08/02/2016 at 7:41 PM
      Permalink

      La verdad que la experiencia fue espectacular! Si tuviera que elegir algo, no sabría con qué quedarme. El paseo en moto de nieve fue tan increíble, que días más tarde hicimos otra más al norte.
      Saludos!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *