Día de relax en el balneario Inúu de Andorra

Día de relax en el balneario Inúu de Andorra
Spa Inúu de noche iluminado

Uno de los motivos principales de nuestro viaje a Andorra era pasar un día completo en el spa de Caldea, que ya habíamos conocido hacía dos años, y nos había gustado bastante. Así que hoy domingo, con lluvia a la vista en Andorra la Vella, nos decidimos a vivir este día de relax, que por cierto nos hacía tanta falta a los dos después de tanto estrés en el trabajo.

Sobre las 12 de la mañana llegamos al spa. Nuestra sorpresa fue que desde nuestra primera visita en 2012 habían creado un segundo spa llamado Inúu. Según nos contaron en recepción, mucha gente se quejaba de la masificación de Caldea, así como de los niños, que impedían una auténtica relaajación. Y para ello crearon este segundo spa, que se sitúa en el mismo lugar, pero en otra zona diferenciada, con mucho menos público y prohibida la entrada a menores de 16 años. Así que como ya conocíamos Caldea, decidimos probar en Inúu, ya que además la entrada a Inúu aunque era más cara, daba acceso a las dos zonas. Nos costó 65 euros por persona la entrada de todo el día.

El baño en Inúu

Inúu es algo más exclusivo. Te dan albornoz, zapatillas y una pulsera para cerrar la taquilla. Cuando entras a la zona de baño, te encuentras con una zona bastante bonita aunque muchísimo más pequeña que lo que es Caldea, y con mucha menos gente.

En el área principal aparecen tres zonas de agua que caen unas sobre las otras en especie de cascadas. Además tiene chorros de agua, y algunas bicicletas de gimnasio dentro del agua. Fue muy curioso pedalear dentro del agua.

En la parte derecha de estas cascadas, mi zona favorita, la zona de baño exterior, que se comunica con la central y así no tienes que salir del agua. Aquí tienes camas de masajes de agua y más chorros. Merece la pena esa sensación de estar tumbado sintiendo el frío en la cara, y en cambio calor en el cuerpo por el agua que está tan calentita.

A la izquierda de la parte central de baño hay otra zona separada de baño que está cubierta con grandes cristales que nos permiten disfrutar de unas vistas increíbles de la montaña y la noria.

Después de pasar algunas horas en Inúu, nos fuimos a la zona de Caldea para comer en su restaurante y bañarnos. Después por la noche volvimos a Inúu, y fue muy bonito encontrar toda la zona de spa iluminada. Va cambiando de color, en tonos azules, o morados, o verdes. Pasamos la última hora en Inúu, que estaba aún más tranquilo que por la mañana. Y sobre las 9:30 abandonamos el spa, después de haber pasado todo un día de auténtico relax y saliendo como nuevos.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *