Ruta por el conjunto románico del Valle de Boí

Conjunto románico del Valle de Boí

El Valle de Boí

El Valle de Boí, también llamado Bohí o La Vall de Boí, se ubica en el Pirineo de Lleida, y es una de las entradas al Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio (Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici).

Ya sólo por su naturaleza, merece la pena su visita, pero además la sucesión de pequeños pueblos a lo largo este valle posee un arte románico de tal calidad, que fue reconocida por la UNESCO.

El conjunto románico del Valle de Boí

Ocho iglesias y una ermita de los siglos XI y XII forman el conjunto románico del Valle de Boí que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Se caracterizan por tener un mismo estilo arquitectónico, y por haberse conservado con pequeñas modificaciones, gracias al aislamiento del valle, que la mantuvo a salvo de todos aquellos a los que les gustaba modificar y reconvertir las obras iniciales.

Las edificaciones siguieron modelos del norte de Italia, en estilo románico lombardo, con un trabajo en piedra muy cuidado, torres campanario muy llamativos, y una decoración exterior en la que predominan los arcos ciegos y las bandas lombardas.

Conjunto románico del Valle de Boí
Conjunto románico del Valle de Boí

Historia de las iglesias del Valle de Boí

Las iglesias del Valle de Boí son el reflejo de la sociedad de los siglos XI y XII, estructurada en torno a las jerarquías eclesiásticas y señoriales, que fueron los promotores de los templos. Las iglesias de aquellos tiempos cumplían múltiples funciones, entre las que se encontraban la religiosa, social, lugar de reunión, refugio del pueblo, así como comunicación y vigilancia desde las torres de sus campanarios.

Ruta por las nueve iglesias románicas del Valle de Boí

Hay varias rutas en coche que se pueden realizar para conocer todos estos templos del Valle de Boí. Una de las más comunes comienza en la localidad de Erill la Vall, por tener el centro de interpretación y desde donde además se gestiona todo el conjunto artístico.

Yo por mi parte recomiendo la visita ordenada desde los pueblos que encontramos en la entrada del valle, hasta llegar a los tres últimos, que para mí son los más espectaculares.


Mapa de la ruta por las iglesias románicas del Valle de Boí

1. Iglesia de Santa María de la Asunción en Coll

Es la primera que encontramos al internarnos en el Valle de Boí. Templo románico de finales del siglo XII situado en la localidad de Coll, que se diferencia del resto del conjunto por los materiales de construcción, el tamaño de los sillares y la decoración de la portada. En el interior de la iglesia se conservan las tres pilas románicas: la pila bautismal, la pila del agua bendita y la pila del aceite. Lo más destacable es un crismón que está considerado el más bello de entre todas las iglesias del conjunto, y los capiteles de las columnas que tienen representaciones de hombres y animales, y tema vegetal.

2. Iglesia de Santa María de Cardet

También llamada Santa María de les Cabanasses. Fue construida en el siglo XII sobre la fuerte pendiente de la montaña. Su característica es tener uno de los ábsides más espectaculares del conjunto, tener una cripta, y un campanario de espadaña en lugar del habitual de torre que encontramos en el resto del entorno.

3. Ermita de San Quirce de Durro

Pequeña ermita del siglo XII, en estilos románico y barroco, y que aparece situada en un entorno privilegiado a 1500 metros de altitud. En su interior destaca el frontal del altar, que es una reproducción, cuyo original está en el Museo Nacional de Arte de Cataluña de Barcelona, y en el que se representan escenas del martirio de San Quirce y de su madre, santa Julita.

4. Iglesia de la Natividad de Durro

Iglesia monumental que muestra la importancia que tuvo el pueblo de de Durro durante la Edad Media. En el interior de la iglesia se expone la imagen románica de Nicodemo. Las dos capillas góticas y la sacristía barroca se añadieron en una etapa posterior.

5. Iglesia de Sant Feliu en Barruera

Se llama Sant Feliu o San Felix de Barruera. Esta iglesia tiene elementos arquitectónicos de los siglos XI y XII, y ejemplo de ello son sus dos ábsides con estilos muy diferenciados.

6. Iglesia de Santa Eulalia de Erill la Vall

Tiene uno de los mejores campanarios de todo el conjunto románico del valle del Boí, con una torre de planta cuadrada de seis pisos de altura y la típica decoración en románico lombardo. El campanario se utilizaba como vigilancia y también para comunicación al pueblo. En el interior se guarda una copia del grupo escultórico del Descendimiento de la Cruz formado por siete tallas de madera conocido como el Descendimiento de Erill. También tiene una pila bautismal románica.

Conjunto románico del Valle de Boí - Iglesia de Santa Eulàlia de Erill la Vall
Iglesia de Santa Eulàlia de Erill la Vall

7. Iglesia de Sant Joan en Boí

Está situada en uno de los pueblos más importantes del valle, en el que da nombre al valle, Boí. La torre campanario es de planta cuadrada y tres pisos de altura. Lo más destacable de esta iglesia son las pinturas románicas murales que decoran tanto el interior como el exterior, obra del llamado Maestro de Boí.

Conjunto románico del Valle de Boí - Iglesia de Sant Joan en Boí
Iglesia de Sant Joan en Boí

8. Iglesia de Santa María de Taüll

Construida entre los siglos XI y XII y situada en el centro del pueblo de Taüll, siendo la única iglesia del valle con población a su alrededor. La torre campanario es de planta cuadrada y con cuatro alturas. La mayoría de las pinturas murales románicas del interior fueron arrancadas y trasladadas a Barcelona.

9. Iglesia de Sant Climent de Taüll

Finalizamos el recorrido por las iglesias románicas del valle de Boí con la iglesia de San Clemente, también perteneciente a la localidad de Taüll, aunque ésta localizada a las afueras del núcleo urbano.
Es el prototipo de iglesia románica de planta basilical, con las tres naves separadas por columnas y cubierta de madera a dos aguas, cabecera con tres ábsides y campanario de torre.

Albergaba el Pantocrátor, ha sido la imagen más representativa del románico catalán, aunque el original se conserva en el Museu Nacional de Arte de Cataluña. Se está realizando una importante recuperación de la pintura románica original, y además en el interior puedes ver un audiovisual que incluye video mapping de las pinturas del ábside mayor.

Como guinda, puedes subir a su torre campanario que tiene seis alturas, sin duda la gran experiencia que me llevo de la visita al conjunto románico del valle de Boí, y que marcó que si tuviese que elegir una única iglesia, me quedaría sin duda con la iglesia de Sant Climent de Taüll.

¿Y tú, con qué iglesia románica del Valle de Boí te quedas?

Conjunto románico del Valle de Boí - Iglesia de Sant Climent de Taüll
Iglesia de Sant Climent de Taüll

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *