Refugio de Majalavilla en castañar El Tiemblo

Refugio de Majalavilla en castañar El Tiemblo
Refugio de Majalavilla en castañar El Tiemblo

El refugio de Majalavilla no es un refugio cualquiera aunque en un primer vistazo sí lo parezca. De hecho nosotros habíamos leído que era un hito importante en la ruta de senderismo senda del castañar y al verlo no entendimos muy bien por qué. Nos encontramos con un refugio pequeñito de piedra y nos resultó muy poquita cosa. Lo rodeamos para ver qué escondía y sólo encontramos musgo en este otro lateral. Cuando estamos haciendo una ruta de senderismo normalmente no entramos en los refugios pero en éste vimos salir a varias personas que tenían más pinta de turistas que de senderistas y decidimos asomarnos por el agujero de su pequeña puerta.

Musgo en refugio de Majalavilla
Musgo en refugio de Majalavilla

En un primer momento lo vimos todo oscuro por el cambio brusco de luz. Cuando nuestros ojos ya se habituaron a la oscuridad entendimos por qué era tan popular el refugio de Majalavilla. Sus paredes estaban totalmente pintadas por unos grafitis muy coloridos y realmente bonitos. No lo esperábamos así, quedamos sorprendidísimos. Enfrente además había una chimenea con restos de cenizas como si hubiese estado encendida no hacía mucho tiempo.

Grafitis en refugio de Majalavilla
Grafitis en refugio de Majalavilla

Los grafitis representaban flora y fauna de la zona de El Tiemblo. A la izquierda de la chimenea encontrábamos un jabalí rodeado por las plantas típicas de la zona además de frutos de bellotas y castañas.

Grafiti jabalí en refugio de Majalavilla
Grafiti de jabalí

A continuación un precioso ciervo.

Grafiti ciervo en refugio de Majalavilla
Grafiti de ciervo

Rodeando la puerta de entrada un poderoso águila.

Grafiti águila y ciervo en refugio de Majalavilla
Grafiti de águila y ciervo

En el lateral derecho se tenía dibujado otro ciervo rodeado también por las plantas típicas de El Tiemblo.

Grafiti ciervo en refugio de Majalavilla
Grafiti de ciervo

Y por último un cóndor junto a castañas, bellotas y setas.

Grafiti cóndor en Refugio de Majalavilla
Grafiti de cóndor

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

19 thoughts on “Refugio de Majalavilla en castañar El Tiemblo

  • 16/08/2016 at 11:38 PM
    Permalink

    Yo conocí este refugio cuando a finales de diciembre de 1971 pasé cuatro días ahí. Yo tenía trece años como casi todos mis compañeros del grupo de diez o doce boy scout con los que iba. Desde entonces no había vuelto a verlo ni en fotos pero lo recuerdo perfectamente. Entonces la entrada y la ventana eran sólo unos huecos en el muro y por la noche poníamos los macutos para taparlos. Con el frío la parte que quedaba por fuera se congelaba y por la mañana los macutos estaban pegados unos a otros con una costra de hielo y caràmbanos. La única fuente de calor era esa pequeña chimenea, las pintadas no estaban, pero sí esa especie de
    burladero de la entrada para que no se metiesen las vacas. Por supuesto estaba todo nevado y no había móviles para comunicar con la familia en Madrid. Íbamos con dos monitores de unos dieciocho años -súper mayores y súper expertos para nosotros- y eso nos hacía sentir súper seguros, claro.

    Reply
    • wircky
      16/10/2016 at 10:40 AM
      Permalink

      Vaya experiencia Manuel! Veo que a pesar de todos los años que han pasado, lo recuerdas perfectamente. Muchas gracias por contarla! Saludos!

      Reply
  • 05/10/2015 at 12:21 AM
    Permalink

    Que genial sorpresa encontrarte esto en el camino!!!! son las cosas que te regala la vida por andar en determinado sendero!….

    Reply
    • 04/10/2015 at 2:57 PM
      Permalink

      Es bastante desconocido aún. Nosotros íbamos a recoger castañas y nos encontramos por sorpresa con esta maravilla 😉

      Reply
    • wircky
      03/10/2015 at 2:01 PM
      Permalink

      La verdad que sí, quedamos maravillados! 🙂

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *