Mi primera vez comiendo caracoles a la llauna

Mi primera vez comiendo caracoles a la llauna
Mi primera vez comiendo caracoles a la llauna (cargols a la llauna)

Parece mentira que la primera vez que he comido caracoles en toda mi vida haya sido en el Pirineo de Lleida la semana pasada. Y eso que varias veces los hemos pedido, sobre todo en Andorra, pero nunca me había atrevido a probarlos. Para qué nos vamos a engañar, aunque los veía muy apetitosos me daban mucho pero que muchísimo asco. Lo que aún me estoy preguntando es cómo pude superarlo esta última vez…

Estábamos en Espot y teníamos ganas de comer alguno de sus platos típicos, así que nos decidimos por los caracoles a la llauna, aunque debo confesar que yo no estaba muy convencida. Como veníamos de la ruta de senderismo por el Parque Nacional de Aigüestortes la verdad que estábamos realmente cansados y no nos apetecía nada quedarnos en un restaurante, sino que teníamos ganas de comerlos en la casa rural, tranquilos. Lo que no estábamos seguros es si los servirían para llevar. Así que elegimos el restaurante de los mismos dueños de nuestra casa rural y enseguida nos dijeron que por supuesto que sí, lo único que tendríamos que comerlos inmediatamente porque si se enfriaban parece que perdían calidad y además los caracoles se escondían. Así que los encargamos y tras 15 ó 20 minutos de espera el camarero apareció con esta bandeja, ¡todo eso para nosotros!

Caracoles a la llauna

Pagamos y cuando pensábamos ir pitando a pie hasta la casa rural (apenas 5 minutos), el dueño del restaurante se enteró de que habíamos venido a pie e insistió en llevarnos en coche, para tardar menos y para que no se enfriaran por la temperatura de la calle. La verdad que el señor fue muy atento en todo momeno, pero ahí ya nos terminó de ganar. Fue todo muy curioso, porque además nos llevó en su coche tipo jeep (el típico en esta zona) y nosotros muy pavos casi sin saber cómo subir ni bajar, incluso al bajar me golpeé la rodilla porque estaba tan alto que bueno, bajé mal. Eso sí, en 2 minutos estábamos ya en casa y listos para comer los caracoles a la llauna.

Tras levantar el papel albal nos encontramos un montón de cosas, no sólo los caracoles sino una barra de pan, 2 boles con salsas ali-oli y una especie de salsa rosa, unos palillos largos de madera de usar y tirar para extraer los caracoles e incluso toallitas húmedas con aroma de limón para limpiarnos bien las manos. La verdad que nos quedamos sorprendidísimos. Y todo por 10 euros. Los caracoles venían en una especie de bandeja para horno que es donde se cocinan y parece que de ahí viene el nombre “a la llauna” y alrededor estaba adornado con hojas de abeto.

Sobre cómo me atreví a probar los caracoles y qué me parecieron, debo decir que de inicio sólo los veía muy apetitosos porque la verdad que tenían una pinta estupenda. Me atreví a coger uno y probarlo y la verdad que he de decir que el primero me dio muchísima grima al masticarlo. Aún así volví a repetir y finalmente terminé comiéndome como una docena. Superado el asco psicológico del principio la verdad que estaban deliciosos, así que si te gustan los caracoles y están en el Pirineo de Lleida no pierdas la oportunidad de degustar los caracoles a la llauna. Y si aún no te atreviste a probarlos, anímate porque si yo pude cualquiera podrá y la vedad que están realmente deliciosos.

Caracoles a la llauna
Caracoles a la llauna

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

8 thoughts on “Mi primera vez comiendo caracoles a la llauna

  • 22/06/2015 at 6:32 PM
    Permalink

    Ja! Qué bien explicado. Y qué bien se portó aquel hombre, y qué bien presentado todo, con sus hojas de abeto y las toallitas y todo…Qué bien que haya gente así! Yo los tomo siempre en Marruecos, los venden en carros ambulantes por las calles, con su caldico picante…

    Reply
    • 22/06/2015 at 8:50 PM
      Permalink

      Gracias!! 🙂 La verdad que presentación 10, atención 10, y el sabor ya va en función de los gustos jeje. No sabía que en Marruecos también era típico 😮 😮

      Reply
  • 15/06/2015 at 10:42 AM
    Permalink

    Yo igual tenia mis respetos hacia los caracoles y luego se comen como pipas, esos en especifico tienen una pinta tremenda, y el precio es excelente!! Un saludo

    Reply
    • wircky
      15/06/2015 at 9:27 PM
      Permalink

      Estaban auténticamente deliciosos!! Saludos viajeros!!

      Reply
  • 08/06/2015 at 9:35 AM
    Permalink

    A mí tampoco es que me gusten mucho los caracoles, pero en marzo cuando fuimos a Aiguastortes i Sant Maurici también los probamos. Estaban riquísimos, no dejamos ni uno 😉 Saludos

    Reply
    • wircky
      08/06/2015 at 7:42 PM
      Permalink

      Muy bien hecho!! La verdad que están deliciosos 🙂 Saludos viajeros!!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *