Laponia día 5: Rovaniemi, iglú de cristal y cena salmón en kota

Último paseo por Rovaniemi

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Río Kemi semicongelado
Río Kemi semicongelado

Hoy nuestro viaje cambiaría bastante ya que abandonaríamos Rovaniemi y pondríamos rumbo hacia el resto de la Laponia finlandesa. Teníamos una mezcla de pena por abandonar la capital lapona, a la vez que muchísimas ganas de recorrer esta región que seguro nos iba a deslumbrar. Hasta las 2 de la tarde no podíamos recoger el coche de alquiler, así que teníamos el tiempo suficiente para dar un último paseo por las calles de Rovaniemi.

Esta vez decidimos bordear el río Kemi más allá del puente Jätkänkynttilä y continuar hacia el norte. El río era sorprendente, cada día que pasaba parecía estar un poco más congelado. En algunas zonas se diferenciaban perfectamente las capas de hielo, y se notaba que unas estaban más congeladas que otras. Aún no eran seguras para pisar porque no eran un bloque firme irrompible. Los lapones nos comentaron que el hielo se volvía seguro para pisar cuando tenía al menos 10 centímetros, aunque algunos de ellos se atrevían a pisarlo antes porque decían reconocer en qué zona podría romperse y en cuál no. Nosotros por si acaso, no nos arriesgamos.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Río Kemi semicongelado
Río Kemi semicongelado

Junto al río encontramos algunas esculturas, como ésta de un joven fuerte que parecía trabajar con un martillo mecánico.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Escultura de hombre con martillo mecánico
Escultura de hombre con martillo mecánico

También vimos un lavadero junto a una zona con un pequeño embarcadero.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Lavadero
Lavadero

El paseo fue de lo más agradable a pesar de lo feo que estaba el cielo. Apetecía sentarse a contemplar estos paisajes tan blancos, aunque creo no habría sido muy buena idea acomodarse entre los cinco dedos de nieve que cubrían los bancos.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Banco nevado
Banco nevado

Llegamos hasta el parque del Arktikum, precisamente donde la noche anterior habíamos estado contemplando la aurora boreal, y qué diferente se veía con la luz del día. Entre tanta nieve resaltaba el edificio de cristal del museo de la ciencia de Rovaniemi, el Arktikum.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Museo Arktikum
Museo Arktikum

Alrededor del museo había varias esculturas algo extrañas que aparecían dispersas por todo el parque. Y también un puente de piedra con un riachuelo al que le quedaban pocas noches para estar completamente congelado. Al llegar al final del parque del Arktikum ya regresamos a nuestro hotel, esta vez por el centro de Rovaniemi, donde aprovechamos para entrar a la tienda Sportia para comprar otros guantes, ya que los que llevábamos parecían no ser suficiente.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Puente en parque Arktikum
Puente en parque Arktikum

Recogida del coche de alquiler

La oficina de Europcar estaba justo enfrente de nuestro hotel, así que primero recogimos las maletas y ya nos dirigimos a la oficina donde nos entregaron el coche. Los primeros metros fueron de adaptación a la nieve, y sobretodo al hielo. La verdad que estábamos algo preocupados por conducir con nieve, a pesar de que todo el mundo nos había dicho que era bastante sencillo con los neumáticos que tenían los coches finlandeses, pero hasta que no lo comprobamos por nosotros mismos, no respiramos tranquilos.

Nuestro primer recorrido en coche sería de apenas 27 kilómetros hasta el alojamiento en Sinettä en el que dormiríamos esta noche. En el camino paramos en el supermercado City market para comprar comida para los próximos días, ya que en la mayoría de alojamientos tendríamos cocina. El trayecto a pesar de ser corto se nos hizo pesado porque el GPS no era capaz de localizar el hotel, que estaba realmente escondido, e incluso nos equivocamos de camino dos veces. La segunda vez tuvimos que dar la vuelta en una carretera poco transitada en la que no había mucho espacio para girar, ya se había hecho de noche, y además en los laterales no se podía pisar porque el coche podría caer y quedar atrapado entre la nieve acumulada, más de medio metro. Escondido en el bosque y tras montones de nieve, ya por fin encontramos el espacio que alojaba el Arctic Glass Igloos.

Hotel iglú de cristal Arctic Glass Igloos

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Arctic Snow Hotel
Arctic Snow Hotel

La particularidad que tenía este hotel es que estaba formado por 30 iglús de cristal. La verdad que al llegar no me resultó tan espectacular como había visto en las fotos porque estaba todo muy oscuro, aunque sí debo reconocer que dormir en este iglú de cristal fue realmente curioso, con las camas colocadas al revés, con los pies donde esperarías colocar la almohada, orientadas al norte y una cúpula de cristal para poder ver desde la cama la aurora boreal. En el iglú incluso había una alarma que haría vibrar el iglú en el caso de que apareciera la aurora boreal. La dejamos activada, aunque sabíamos que ésta no iba a ser la noche, había demasiadas nubes.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Iglús de cristal
Iglús de cristal

Deliciosa cena en una kota

Antes de dormir fuimos a conocer los alrededores del Arctic Snow Hotel, formado por bosque y el lago Sinettä, parcialmente congelado. Dentro del recinto del hotel encontramos dos saunas, dos restaurantes kotas, y además estaban construyendo los iglús de hielo que quedarían abiertos al público algunas semanas después.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Restaurante kota
Restaurantes kota

Aunque teníamos comida, nos llamó la atención cenar en una kota, casa típica de la cultura sami, y aunque la cena fue algo cara, la verdad que fue una de las mejores decisiones que tomamos en el viaje, porque nos cocinaron un salmón a la parrilla que me pareció una de las comidas más deliciosas que he probado nunca, y fijaros que tiene mérito porque a mí no me gusta el pescado. También comimos crema de champiñones, patata asada, ensalada y un postre de manzana.

Laponia Rovaniemi iglú cristal cena salmón kota - Así nos cocinaron el salmón en la kota
Así nos cocinaron el salmón en la kota

Tras este salmón deliciosísimo, sólo quedaba regresar al iglú de cristal, y quedarse dormido viendo las estrellas sobre nuestras cabezas, ¡qué imagen!

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera.
TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

4 thoughts on “Laponia día 5: Rovaniemi, iglú de cristal y cena salmón en kota

  • 07/11/2016 at 11:05 AM
    Permalink

    Qué maravilla de viaje!! Yo visité Rovaniemi hace unos años. Fui con mi pareja a visitar a mi hermano s Vassa y alquilamos un coche y nos fuimos Rovaniemi donde pasamos unos días. Me encantó. Estoy deseando de volver. Gracias por compartir con nosotros. Un beso guapa!!

    Reply
    • wircky
      07/11/2016 at 7:41 PM
      Permalink

      Tú lo has dicho, es una maravilla. Yo también tengo muchas ganas de volver. Gracias Lola por comentar!

      Reply
  • 05/11/2016 at 12:56 AM
    Permalink

    Hola Cristina!

    Menudo viajazo que nos traes! Desde luego a mi me han impactado las fotografias, son preciosas y describen perfectamente un lugar tremendamente distinto a nuestro hogar.

    Y es que no puedo negarlo, yo soy una enamorada de los paisajes nórdicos y viajar a Laponia es mi sueño desde siempre. Que ganas de ver la aurora boreal.. vamos, es que ya me he guardado en favoritos la web del hotel para cuando vayamos nosotros!

    He disfrutado mucho con esta entrada. Un saludo!

    Reply
    • wircky
      05/11/2016 at 1:10 PM
      Permalink

      Hola Pilar! Me alegro muchísimo! Yo también soy una enamorada de los países nórdicos, me pasaría la vida allí. Y el viaje va a más, las siguientes entradas son cada vez más emocionantes. Gracias y un saludo!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *