Las fuentes del Algar, oasis en el interior de Alicante

El primer recuerdo que tengo de las Fuentes del Algar es de un verano siendo niña, de mediados de los años 80. A mis padres y tíos les hablaron de este lugar, y no dudaron en dedicar a él uno de nuestros días de vacaciones. Aquel día nunca llegamos a visitarlas, porque a mitad de camino comenzó a llover torrencialmente, y lo único que queríamos era ponernos a cubierto. Así que emprendimos viaje de vuelta a casa. Días después pudimos por fin visitarlas, y aunque mi recuerdo de aquel día no es muy nítido, sí sé que nos gustaron muchísimo y lo pasamos genial. Treinta años después de aquellos días de verano, regresé a las fuentes del Algar.

Pozas de las fuentes del Algar
Pozas de las fuentes del Algar

Mi visita a las fuentes del Algar – Les Fonts de L’Algar

Me hacía muchísima ilusión volver a las fuentes del Algar después de tantos años. Eso sí, me chocó muchísimo encontrármelas cercadas y con una taquilla de acceso. Eso de pagar por entrar a bañarse a un río nunca me ha gustado, pero a pesar de ello, el paraje sigue igual de impresionante. Por cierto el nombre Algar tiene origen árabe y significa “cueva”.

Una vez pasada la taquilla, comenzamos un recorrido entre manantiales, cascadas y piscinas naturales formadas por la erosión kárstica sobre la roca caliza. Primero hicimos todo el recorrido de kilómetro y medio a lo largo del cauce del río Algar, y después nos acomodamos para pegarnos un baño. Nosotros fuimos por la tarde, pero hay gente que se va allí a pasar el día completo. Además de disfrutar del baño en sus aguas frescas y cristalinas, se puede realizar un paseo por el entorno y sacar unas bonitas fotografías.

El recorrido comienza con la Font del Moro, Fuente del Moro, que desborda agua transparente sin cesar. Continuamos por unos escalones en búsqueda de la gran cascada que se adivinaba importante por el sonido del agua al caer. Tras la subida apareció ante nuestros la Toll de la Caldera, la cascada principal, que es la más grande y bella de las cascadas de las Fuentes del Algar. La palabra “toll” en valenciano significa poza o remanso de agua. Tras los 10 metros de caída el agua está en calma, y es habitual que esté lleno de bañistas.

Toll de la Caldera
Toll de la Caldera

Tras esta cascada, iniciamos el ascenso al barranco por unas pasarelas que nos llevaron hasta otras piscinas naturales. La primera, la poza Toll Blau, donde el agua tiene bastante profundidad e incluso se ha instalado un trampolín donde los visitantes se lanzan al agua.

Parte alta de la pasarela
Parte alta de la pasarela

Las siguientes pozas son Toll del Baladre y Toll de la Presa, en la que se puede observar la pared de la presa del río Algar formando un bonito salto de agua. Las dos últimas pozas son Toll de la Figuera y Tol de la Parra.

Toll de la Presa
Toll de la Presa

Cuanto más río arriba accedas, te encontrarás con menos gente y mayor tranquilidad. Incluso si eres más atrevido puedes continuar río arriba por la zona fuera de recorrido, y disfrutarás de un entorno más natural.

Río Algar
Río Algar

Nosotros llegamos hasta el final del recorrido señalizado, y después regresamos a las piscinas naturales. Elegimos Toll de la Presa para un refrescante baño. Y lo de refrescante, nunca mejor dicho, porque el agua estaba realmente congelada a pesar de ser verano. Además hay que tener cuidado con las piedras que están muy resbaladizas. Si puedes llevar calzado adecuado, tu baño será mucho más tranquilo.

Bañándonos en Toll de la Presa
Bañándonos en Toll de la Presa

Para regresar, tomamos una ruta alternativa por un camino paralelo a un antiguo canal de riego que nos dio acceso a un perfumado Paseo de las Hierbas Aromáticas y al Museo del Medio Ambiente, dedicado al mundo de las plantas aromáticas y árboles de la zona. Además mis compañeros aprovecharon para pegar unos saltos desde el trampolín de Toll Blau.

Algunos datos de las fuentes del Algar

Horarios

Durante julio y agosto el horario es de 9 a 20 horas. El resto del año se va reduciendo el horario progresivamente, hasta los meses de invierno en que es de 9 a 15 horas. Recomiendo consultar los horarios de las fuentes del Algar en su página web: horarios.

Precios

El precio son 5 euros en verano y 4 euros el resto del año. A esto hay que sumar el precio del aparcamiento. Encontrarás muchos aparcamientos pertenecientes a los restaurantes en los que te cobran unos 3 euros. Lo más recomendable es ir hasta el último aparcamiento, que es el que realmente pertenece a las Fuentes del Algar y es gratuito. Si está completo entonces sí tendrás que aparcar en uno de los restaurantes.

Cómo llegar a las fuentes del Algar

Las Fuentes del Algar se encuentran a 3 kilómetros del pueblo de Callosa d’en Sarriá, al norte de la provincia de Alicante. La mejor opción para llegar hasta allí es el coche. Una vez estás en Callosa d’en Sarriá, hay que tomar la segunda salida de la rotonda en dirección a Carretera de Bolulla (CV-715). Después se debe seguir durante aproximadamente 2 kilómetros por esta carretera CV-715, girar a la derecha, y continuar 1 kilómetro más.

Si quieres ir en transporte público, existen algunas opciones desde Alicante o Benidorm con Alsa, lo único que sólo te llevan hasta el pueblo, hasta Callosa d’en Sarriá. Desde allí tendrías que ir caminando hasta las Fuentes del Algar, aproximadamente una hora (3 kilómetros), o bien tomar un taxi (unos 7 euros).

También hay excursiones organizadas en algunos hoteles.


Localización de las fuentes del Algar

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *