Cruce con caballos en carretera 59 de Islandia

Podría decir que nuestro viaje por la carretera 59 de Islandia fue una pesadilla y aunque en verdad ocurrieron cosas que nos complicaron bastante el trayecto en realidad todo lo ocurrido quedó en meras anécdotas y después de abandonar esta carretera incluso confesamos echarla de menos. Veníamos de visitar Akureyri y Varmahlid en el norte de Islandia y viajábamos hacia Grundarfjördur. A partir del fiordo Hrútafjördur tendríamos que abandonar la carretera 1 y adentrarnos por las carreteras 61 y 59 que aunque no estaban señalizadas como carreteras F, tenían pinta de no ser muy buenas carreteras.

La primera carretera, la 61, nos llevó durante 8 kilómetros hacia el norte por el borde del fiordo Hrútafjördur y estaba bastante bien. Lo divertido fue cuando tuvimos que girar hacia la izquierda para tomar la carretera 59 . En realidad esta carretera 59 cruzaba por un paso de montaña en el istmo que une la península Vestfirðir (fiordos occidentales) con el resto de Islandia.


Mapa de la carretera 59 de Islandia

La primera sorpresa fue encontrarnos con una carretera de grava. Ya habíamos circulado por otras carreteras similares y la mayor precaución que debes tomar es circular despacio. El problema es que este tipo de carreteras cansan más y llevábamos todo el día circulando (salvo visitas claro), pero hoy era el día en el que recorreríamos más kilómetros. Desde las 9:30 de la mañana que habíamos salido de Myvatn ya eran las 20:40 y aún nos quedaba recorrido, ya que era una jornada de 462 kilómetros e íbamos por el 320. De los 142 kilómetros que nos quedaban hoy, 60 correspondían a esta carretera 59. Así que armados de paciencia comenzamos el recorrido.

Los primeros kilómetros fuimos aún más despacio porque aunque ahora no llovía sí parecía haber llovido y la carretera se veía mojada. Grava y agua, se puede imaginar la estabilidad del coche… Y a los 15 minutos vivimos el momento más peligroso del recorrido, que fue cruzarnos con un grupo de caballos salvajes que se encontraba caminando en mitad de la carretera.

Cruce con caballos en carretera 59 de Islandia
Cruce con caballos en carretera 59 de Islandia

Tuvimos suerte porque aunque nos pilló al descender de un cambio de rasante, afortunadamente como nuestra velocidad era bastante moderada nos dio tiempo a frenar a tiempo, pero podía haber sido muy peligroso. El momento de verlos y pegar el frenazo la verdad que nos asustó bastante. Había más caballos que los que se veían enfrente, los primeros habían quedado a un lateral del coche. Una vez parados nos resultó increible verlos pasar a nuestro lado, mirándonos, y aunque dicen que los animales no piensan, para mí que estos caballos sí que estaban pensando algo de nosotros.

Caballo mirándonos en carretera 59
Caballo mirándonos

Tras el susto con los caballos continuamos el viaje tranquilamente y para completar la aventura por esta carretera 59 se puso a llover, ¡lo que nos faltaba! Así que a circular aún más despacio. Afortunadamente no volvieron a aparecer más caballos y pudimos finalizar el trayecto en carretera 59 en aproximadamente 1 hora. Fue algo pesado, aunque también muy entretenido, y cuando ya finalizó salimos a ver cómo había quedado el coche tras la lluvia y no pudimos evitar soltar una carcajada al comprobar cómo había quedado el coche, ¿habéis visto alguna vez un coche más embarrado?

Coche embarrado tras carretera 59
Nuestro coche embarrado

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

27 thoughts on “Cruce con caballos en carretera 59 de Islandia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *