Castillo Schloss Neuschwanstein, una fortaleza de ensueño

Quería comenzar mi blog con un destino que fuese especial para mí, y por eso he elegido uno de los lugares más maravillosos que he conocido en mi vida: un castillo de ensueño llamado castillo Schloss Neuschwanstein.

Castillo Schloss Neuschwanstein desde Puente de María
Castillo Schloss Neuschwanstein desde Puente de María

Castillo Schloss Neuschwanstein

Schloss Neuschwanstein está en plenos Alpes Bávaros, y en alemán significa “el castillo del nuevo cisne de piedra”. El nombre proviene de la gran afición del rey que lo mandó construir, Luis II de Baviera, el llamado Rey Loco. Parece que a este famoso rey le encantaban los cisnes, hasta el punto de que el castillo está lleno de esculturas en forma de este animal.

El castillo es espectacular ya desde el momento en que lo vemos desde la distancia apareciendo en mitad de la montaña. Como además está escondido entre los árboles, durante el ascenso el castillo deja de estar visible. Pasados unos minutos aparece por sorpresa para dejarnos a todos con la boca abierta.

Castillo Schloss Neuschwanstein visto desde el camino
Castillo Schloss Neuschwanstein visto desde el camino

La primera vez que lo visité me recordó a los castillos de lego con los que jugaba mi hermano. No le falta de nada, incluso sus torreones cilíndricos.

Torreones del castillo de Neuschwanstein
Torreones

Entrada al castillo Schloss Neuschwanstein
Entrada al castillo

Entrada al castillo Schloss Neuschwanstein
Entrada al castillo

Cuenta la leyenda que éste es el castillo que inspiró a Walt Disney para crear el castillo de la Bella Durmiente. Y aunque en España existe otra especie de leyenda urbana que cree se inspiró en el alcázar de Segovia, la realidad es que fue este castillo alemán.

Torreones del castillo Schloss Neuschwanstein
Torreones

A mí particularmente el castillo me gusta muchísimo más por fuera que ya una vez dentro. Igualmente recomiendo la visita al interior, ya que algunas salas merecen la pena, además de que escuchar la historia y también manías de este Rey Loco es cuanto menos curioso. Las vistas además desde los ventanales del castillo son increíbles. Dependiendo del ala del castillo, se puede ver pura montaña, no nos olvidemos que nos encontramos al pie de los Alpes, o alguno de los muchos lagos que hay alrededor. También tienes vistas al pueblo de Füssen o incluso a un segundo castillo de corte más clásico y en el que vivió este Rey Loco parte de su infancia, Schloss Hohenschwangau.

Castillo Schloss Hohenschwangau desde castillo Schloss Neuschwanstein
Castillo Schloss Hohenschwangau desde Schloss Neuschwanstein

Puente de María

Finalizada la visita al interior de Schloss Neuschwanstein, imprescindible antes de descender del castillo ir al Puente de María (Marienbrücke), que es ese puente lleno de gente que hemos podido ver desde algunas de las ventanas del castillo.

Puente de María (Marienbrücke) con castillo Schloss Neuschwanstein
Puente de María (Marienbrücke)

Si hasta este momento pensabas que el castillo era increíble, la vista desde este puente será aún superior. Las mejores fotos del castillo completo las sacarás desde aquí. Eso sí, cuidado con el vértigo ya que el puente se encuentra a una altura considerable, y además suele haber muchísimo viento. Ánimo para llegar hasta el final del puente.

Castillo de Neuschwanstein desde Puente de María
Castillo de Neuschwanstein desde Puente de María

Hasta ahora he visitado Schloss Neuschwanstein tres veces, y siempre en verano. Tengo como tarea pendiente realizar una visita en invierno, ya que amigos alemanes me han comentado merece la pena verlo rodeado de nieve y lo he podido comprobar en fotos que ellos mismos me han enseñado. Espero cumplirlo pronto, ya que es un lugar del que nunca me canso y no me importa repetir la visita las veces que haga falta.

Cómo llegar al castillo Schloss Neuschwanstein

La mejor opción es volar hasta Munich, y después hora y media en coche hasta Füssen.
Desde el aparcamiento hasta el castillo son aproximadamente veinte minutos de subida. También se puede subir en coche de caballos.
Si no quieres alquilar un coche, otra opción es reservar un tour guiado desde Munich. Yo en concreto una de las veces viajé con la agencia Sightseeing Tours Munich, que se encuentran enfrente de la estación central de Munich. He hecho varios tours con ellos, y quedé bastante contenta. En el caso de la excursión a Schloss Neuschwanstein recuerdo que además incluía visita a otro de los palacios del rey loco, el Schloss Linderhof.

Horarios y tarifas

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera.
TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

23 thoughts on “Castillo Schloss Neuschwanstein, una fortaleza de ensueño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *