Ruta por los puentes de Nuremberg

Alguien me dijo una vez que si no has visitado los puentes de Nuremberg, es como si no hubieras estado en esta ciudad. Y tras mi segunda visita, esta vez de un fin de semana completo, debo confesar que no podría estar más de acuerdo con esta afirmación. De Nuremberg me llevo muchas cosas, y momentos inolvidables, y entre ellos ocupa un lugar especial el recorrido que hicimos por los puentes de Nuremberg.

Los seis históricos puentes de Nuremberg

La antigua ciudad de Nuremberg se estableció alrededor del río Pegnitz, dejando el barrio de San Sebaldo al norte, y el barrio de San Lorenzo al sur. En la Edad Media se construyeron muchos puentes para permitir el paso de viajeros de un lado a otro del río, puentes que sufrieron mucho con las inundaciones de la ciudad, y aunque reconstruidos, ahí siguen en pie. Hoy te muestro uno de los paseos más bonitos que puedes realizar en la capital de Franconia, el recorrido por los históricos puentes de Nuremberg.

1. Puente del Museo o Museumsbrücke

Puentes de Nuremberg - Hospital del Espíritu Santo desde Puente del Museo
Hospital del Espíritu Santo desde Puente del Museo

Al comienzo de la calle Königstraße, a escasos dos minutos de la Plaza del Mercado, encontré una de esas vistas que te dejan embelesado, y que podría estar contemplando durante horas. Estoy en uno de los puentes centrales de Nuremberg, el Puente del Museo, vía más directa de comunicación entre el casco histórico en San Lorenzo y el barrio de San Sebaldo.

Su vista más famosa es la del lado este, hacia Heilig-Geist-Spital, que es el Hospital del Espíritu Santo, hoy residencia de ancianos. Fue construido sobre una isla en medio del río Pegnitz, y es muy fácil comprender por qué se ha convertido en una de las vistas más populares de Nuremberg.

En el lugar ocupado por este puente, estuvo situado el puente más antiguo de Nuremberg, allá por el siglo XIII. Se trataba de un puente de madera de dos arcos. Repetidas inundaciones destruyeron el puente original, y se sustituyó en 1484 por una nueva construcción, esta vez de piedra, con una superestructura de madera. Este otro puente volvió a quedar muy dañado por nuevas inundaciones, y finalmente en 1699 se decidió reemplazar por uno completamente macizo, también de dos arcos, que se llamó del rey José I, hasta el siglo XIX, en que fue rebautizado con su nombre actual.

Durante la Segunda Guerra Mundial volvió a quedar muy dañado a consecuencia de las bombas, y en 1954 se reconstruyó en hormigón armado con superficies cubiertas de piedra arenisca. Como medida de protección contra las inundaciones de la ciudad vieja, se edificó con el doble de ancho y con tres arcos. Sobre el puente se situaron dos monumentos en forma de púlpito de estilo barroco, con rejas de hierro forjado, que hacen honor al emperador Leopoldo I y al rey José I.

Puentes de Nuremberg - Monumento a Leopoldo I y Jose I en Puente del Museo
Monumento a Leopoldo I y Jose I en Puente del Museo

2. Puente de los Carniceros o Fleischbrücke

Si miramos hacia el oeste desde el Puente del Museo, aparece un puente más pequeño que parece encajonado entre los edificios, por estar en la parte más angosta del río Pegnitz. Se trata del Puente de los Carniceros, otro histórico puente por el que pasaban el emperador y sus caballeros para llegar al castillo. Fue construido en 1335 originariamente en madera y estilo renacimiento tardío que recuerda, salvando las distancias, al veneciano puente de Rialto. Los toldos corresponden a unos puestos de comida y tiendas, y como puedes ver tiene un continuo transitar de viandantes.

Su nombre se debe a una carnicería que se encontraba muy cercana. La construcción original de madera se quemó en 1418, y su reconstrucción volvió a quedar destruida en 1432 por una inundación. En 1487 la estructura de madera fue reemplazada por un puente de piedra con un pilar central y dos arcos. En 1595 volvió a quedar muy dañado por otra inundación, y finalmente se decidió eliminar el pilar central para permitir la mayor circulación de agua posible, y construirlo en un único arco de piedra natural, que es como lo vemos en la actualidad. Desde entonces el puente no volvió a ser destruido, e incluso sobrevivió casi intacto durante la Segunda Guerra Mundial.

Puentes de Nuremberg - Puente de la Carne
Puente de la Carne

El Puente de los Carniceros, sin tener el mismo encanto que otros de los puentes de Nuremberg, fue incluido en 1974 en la lista de monumentos históricos, y posee algunos títulos como son el “Monumento Histórico de la Ingeniería Civil en Alemania”, otorgado por la Cámara Federal de Ingenieros.

En la parte central del puente hay dos púlpitos, y en uno de los extremos lo que para mí es la parte más original del puente: la Puerta de buey. Se trata de una bonita puerta que fue incorporada en 1599, y coronada por la escultura de un buey donde reza la siguiente inscripción en latín “Omnia habent ortus suaque Incrementa SED ecce quem cernis numquam bos fuit hic vitulus“. Su significado es en realidad un acertijo: “Todas las cosas tienen un principio y crecimiento, pero el buey que ves aquí nunca fue becerro“.

3. Puente de Carlos o Karlsbrücke

Este puente es más útil que bello, ya que da acceso a Trödelmarkt, un área comercial de tiendas con mucho encanto en una pequeña isla sobre el río Pegnitz. Está formado a su vez por dos puentes de diferentes edades y estilos, uno que comunica la isla con el norte de Nuremberg, y otro que comunica la isla con el sur:

  • Puente de Carlos Inferior: la parte norte del puente de Carlos conecta Trödelmarkt con el norte de Nuremberg en el barrio de San Sebaldo. Es el más antiguo de los dos tramos, del año 1486. Su construcción original fue en madera, y aunque se conserva en gran parte en su estado original, el puente actual fue edificado en arenisca.
  • Puente de Carlos Superior: la parte sur del puente de Carlos conecta Trödelmarkt con el sur de Nuremberg en el barrio de San Lorenzo. También fue construido en madera originariamente, aunque tras su destrucción se decidió reconstruirlo como puente de madera cubierto con pilares de piedra, y fue bautizado como puente colgante. En el centro del puente aparecen dos obeliscos con símbolos imperiales, en forma de púlpitos.

Me encantaría poder mostrarte la foto del Puente de Carlos, pero cuando yo lo visité estaba de restauración y completamente lleno de andamios. Así que me apunto actualizar la foto para cuando tenga la suerte de volver a visitar los puentes de Nuremberg.

Puentes de Nuremberg - Puente de Carlos en restauración
Puente de Carlos en restauración

4. Puente del Verdugo o Henkersteg

Llegamos a otra de las zonas más espectaculares de Nuremberg, el Puente del Verdugo, construido en 1457 como pasarela de madera que comunicaba también con la pequeña isla de isla de Trödelmarkt, y al que muchos no dudan en bautizar como el puente más bonito de Nuremberg. El puente sufrió muchos daños por inundaciones y acumulación de hielo, hasta el punto de que en 1595 fue barrido por una inundación, llevándose con él a varias personas que se encontraban en él.

Fue reconstruido en el siglo XVII, sustituyendo además parte de la muralla, que también había quedado muy dañada con las inundaciones. Durante la Segunda Guerra Mundial volvió a sufrir muchos daños, así que tuvo que ser nuevamente reconstruido en 1954 como puente de madera con tejado, y este diseño tan original le convierte en el puente más pintoresco de Nuremberg.

Puentes de Nuremberg - Puente del Verdugo
Puente del Verdugo

Seguramente te preguntarás por qué se llama Puente del Verdugo, y su nombre es literal. Durante la Edad Media, y hasta el siglo XIX, en una torre contigua vivía el verdugo de Nuremberg. Por su profesión impopular, los habitantes lo evitaban y querían que viviese apartado. Ése es el motivo de la ubicación de la Casa del Verdugo.

Después de cruzar la pasarela de madera, hay que ir en búsqueda de la postal más bonita del Puente del Verdugo, y una de las más bonitas de Nuremberg: la imagen que se puede contemplar desde el siguiente puente, desde el Puente de Max. Desde aquí se puede contemplar tanto la pasarela de madera cubierta, como la torre con la Casa del Verdugo, unida por un puente al viejo almacén de vino. Menuda imagen que nos deja el puente, el río y los sauces, ¿a que es espectacular?

Puentes de Nuremberg - Puente del Verdugo desde Puente de Max
Puente del Verdugo desde Puente de Max

5. Puente de Max o Maxbrücke

Aunque no es el puente más bonito ni llamativo de Nuremberg, sí que tiene dos características que lo hacen único. La primera, algo de lo que puede presumir y mucho el Puente de Max, que es proporcionar las vistas más grandiosas del Puente del Verdugo. Y por si esto fuera poco, además es el puente de piedra más antiguo de Nuremberg. Se construyó en 1457 con otro nombre, Steinerne Brücke o Puente de Piedra. Fue en 1810 cuando tomó su nombre actual, en honor del rey Maximiliano I de Baviera.

Puentes de Nuremberg - Puente de Max
Puente de Max

6. Puente suspendido de Hierro o Kettensteg

Y como último puente de la ruta por los puentes de Nuremberg, otro que es sorprendente, un puente suspendido de Hierro, que no es el más bello, pero sí es muy especial por su construcción. Además da unas vistas maravillosas del río Pegnitz, en una de sus partes más anchas, y también de una de las torres de la antigua muralla, ya que está construido muy cercano a ella.

Además, cruzar el río por este puente al menos a mí me dio algo de impresión, porque estaba muy cerca del agua, y sobre todo porque sentí el puente vibrar ligeramente bajo mis pies. Además la primera vez que lo crucé fue de noche, y me dio miedo, sí.

Puentes de Nuremberg - Puente suspendido de Hierro
Puente suspendido de Hierro

Antes de este puente de hierro hubo uno de madera que al igual que el resto de puentes sufrió numerosos daños por las inundaciones. Fue en 1824 cuando se construyó como puente de hierro colgante de 68 metros de largo y con 3,65 toneladas de hierro forjado, lo que le convierte en el más antiguo de este estilo construido en Alemania. Su nombre viene de Kette, que significa cadena en alemán, y corresponde a los eslabones de cadena con los que el puente está suspendido a ambos lados.

Una curiosidad de este puente es que durante la época nacionalsocialista de la ciudad se planteó la demolición del puente porque era un elemento discordante con el paisaje histórico de Nuremberg. El estallido de la Segunda Guerra Mundial es lo que salvó al puente de su demolición, ¡menos mal!

Puentes de Nuremberg - Puente suspendido de Hierro
Puente suspendido de Hierro

Y después de conocer todos los puentes de Nuremberg, podrías decirme, ¿cuál es tu favorito y por qué?

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina Motrel. Me apasiona escribir, la fotografía y viajar, así que en 2014 decidí combinar mis 3 aficiones, y surgió Los viajes de Wircky. Desde 2017 también me puedes leer en Viajes y Estilo.

6 thoughts on “Ruta por los puentes de Nuremberg

  • 21/01/2018 at 12:23 PM
    Permalink

    ¡Qué maravilla! Sabía que Nuremberg era una ciudad de puentes… pero no sabía que había tantos y tan bonitos. Tomo más que nota para futuros paseos por Alemania 🙂 ¡Muchas gracias por tu recomendación!

    Reply
    • wircky
      21/01/2018 at 12:36 PM
      Permalink

      Me alegra que te hayan gustado los puentes de Nuremberg. Son una maravilla como ves! Un saludo!

      Reply
  • 20/01/2018 at 5:54 PM
    Permalink

    Qué chulos Cris! Creo que mi preferido es el último, aunque no el puente en sí, sino la torre! Y el del verdugo también!

    Un abrazo!

    Reply
    • wircky
      20/01/2018 at 9:42 PM
      Permalink

      ¡Muy buena elección! La verdad que el puente de hierro al estar tan cerca de la torre, es muy llamativo. Y el puente del verdugo precioso.
      Gracias Vero!

      Reply
  • 19/01/2018 at 6:35 PM
    Permalink

    Pues me va como anillo al dedo este post porque estoy preparando un viaje de 8 o 10 días por Baviera y no sabía si llegar tan al norte o quedarme cerquita de Múnich. Ya veo que sí que merece la pena Nuremberg. Este puente de los Verdugo me recuerda los puentes de madera de Lucerna.
    Un abrazo!

    Reply
    • wircky
      19/01/2018 at 6:37 PM
      Permalink

      Nuremberg es una de las ciudades más bonitas de Baviera, para mi gusto. Si puedes escaparte, merecerá la pena.
      Un abrazo Jordi!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *