Dalyan es un pequeño pueblo situado al sur de Turquía, cerca de la desembocadura del río Dalyan hacia el mar Egeo. Es muy conocido por su magnífica playa Iztuzu, por los baños de barro y por la cría de la tortuga boba.

Además uno de sus mayores atractivos es una necrópolis del año 400 a.C. Esta necrópolis está formada por tumbas rupestres licias que fueron excavadas en los acantilados a lo largo del río Dalyan.

Tumbas rupestres
Tumbas rupestres

La visita a estas tumbas se realiza desde el río en barco. Tienes la opción de elegir unos barcos en los que se viaja en grupo, o bien unas barquitas de remo, más pequeñas y económicas y en las que además tienes menos agobio de gente. Nosotros elegimos el barco. Puedes regatear el precio.

En barco por las tumbas rupestres de Dalyan
En barco por las tumbas rupestres de Dalyan

Enseguida comenzamos a ver las tumbas rupestres, esculpidas por los dueños en las rocas para su eterno reposo. Se tienen varios grupos de tumbas, con diferentes formas y tamaños. Se tienen tumbas rectangulares, nichos y sarcófagos.

En barco por las tumbas rupestres de Dalyan
En barco por las tumbas rupestres de Dalyan

Tumbas rupestres
Tumbas rupestres

Durante el paseo en barco encontramos algunos restaurantes en el borde del río.

Tumbas rupestres de Dalyan
Restaurantes en el borde del río

Y barcos a lo largo de todo el recorrido. Además existe un camino entre matorrales en el que puedes subir hasta las tumbas, aunque está prohibido acceder a ellas.

Tumbas rupestres de Dalyan
Barcos en río Dalyan

La visión nocturna es muy bonita ya que las tumbas se iluminan. Muy cerca de aquí se tienen además las ruinas de la ciudad de Caunos.

Share on Tumblr