Día 4: De Silleda a las Rías Baixas

Día 4: De Silleda a las Rías Baixas
De Silleda a las Rías Baixas

Hoy volvimos a despertarnos solos a las 9:15. El gallo llevaba cantando desde las 6:30, pero parece que cada día nos volvíamos más inmunes a su canto. Antes de salir en ruta pasamos a saludar a Carmen y Manolo, para felicitarles el año y de paso pedir pellets para la chimenea, que la verdad consume un montón y anoche gastamos el saco que había.

Hoy teníamos pensado hacer una ruta por las Rias Baixas, así que a las 11 salimos de Silleda con dirección a Vigo. El camino de hoy fue diferente a días anteriores, y nos llevó dirección Orense por la autopista AP-53. En los primeros kilómetros dudamos si el camino que nos indicaba el navegador era correcto y gratuito, y sí, era correcto y además ese tramo no era de pago.

Camino de Vigo
Valle con nubes

Los últimos kilómetros por esta autopista nos llevaron por unos valles que tenían las nubes bajas y daba un aspecto increíble. Alguien me dijo que le recordaba a Japón. Bajé la ventanilla para hacer fotos. Tiré muchas esperando que alguna quedara bien, ya que las fotos tiradas desde el coche es fácil que queden movidas. Estábamos a 0 grados y el frío que entraba por la ventanilla me dejó las manos congeladas.

Camino de Vigo
Valle con nubes

Camino de Vigo
Valle con nubes

A los 45 minutos de haber salido se terminaron estas nubes mágicas después de tomar el desvío a la autovía A-52 que debía llevarnos directos a Vigo. Pasamos por Ribadavia, donde había mucha niebla en los laterales. Minutos antes de la 1 comenzamos a ver muchas casas en un valle a la derecha que imaginamos era Vigo. Sí, imaginábamos bien. Entramos de lleno en la ciudad y terminamos aparcando en un parking céntrico a los 20 minutos.

Vigo
Entrando en Vigo

Vigo nos sorprendió muchísimo, nos resultó tremendamente grande, y nos quedamos impresionadísimos con las vistas de la ría de Vigo desde el castillo o castelo de castro. Sin duda la visita imprescindible, junto con la comida en la calle de las ostras, quizás muy para turistas, pero hay que ir. Entre visita y comida, estuvimos en Vigo hasta las 4.

El siguiente destino era Moaña, un pequeño pueblecito en la ría de Vigo al que accedimos por el puente de Rande. Parecía que el puente era de pago, no nos importó porque tenía ganas de atravesarlo, y al final no tuvimos que pagar peaje. En Moaña estuvimos sólo en la playa. Tenía ganas de visitarlo porque hacía muchos años tuvimos unos amigos de allí, y quería hacerme una foto con el letrero de Moaña para enviárselo a mis amigas.

La idea de la tarde de hoy era recorrer la ría de Vigo hasta el punto más occidental para ver atardecer, un atardecer completo, no como el de ayer en Finisterre al que llegamos tarde. Estudiamos el mapa y decidimos llegar hasta Donón. Allí preguntamos y nos recomendaron subir al monte do Facho. ¡Qué buena recomendación! Vimos atardecer frente a las islas Cíes, impresionante.

A las 7 estábamos saliendo de Donón, con 1 hora y 40 minutos por delante hasta la casa rural. Atravesamos Bueu, que nos resultó muy grande. Y lo mejor del viaje fue el tramo por un monte con vistas a la izquierda de la ría de Pontevedra. La vista de las luces sobre la ría era increíble. Nos quedamos con ganas de parar a hacer fotos, pero no encontramos ningún sitio, y la carretera era bastante mala, de doble sentido y oscurísima. Lo sorprendente es que encontramos a alguna persona paseando por el mini-arcén, y aunque portaban una linterna para ser vistos, nos pareció una locura.

Nunca olvidaremos los últimos kilómetros del viaje que lo hicimos con el coche en reserva. Entre tanto monte y carreteras interiores, recorrimos kilómetros y kilómetros sin pasar por ninguna gasolinera y consumimos más de la cuenta. A falta de 20 kilómetros yo iba como loca buscando en el móvil gasolineras cercanas, y de verdad que creíamos que no llegábamos, ¡la aguja estaba prácticamente a cero! Llegamos por los pelos, y al final por suerte sólo quedó en un pequeño intento de susto.

Llegábamos a la casa rural, a disfrutar de nuestra última noche de estas minivacaciones.

Para ver la ruta completa del viaje fin de año en Galicia, haz click aquí.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *