Purificar el cuerpo Cascadas Blancas en Turquía

Purificar el cuerpo Cascadas Blancas en Turquía
Purificar el cuerpo Cascadas Blancas en Turquía

No son motas de algodón, no es nieve, tampoco es espuma, las bellas cascadas blancas de Turquía son un espectáculo natural que no verás en ningún otro lugar del mundo. Se trata de una formación geológica en el mar Egeo, creada por la erosión de bicarbonato de sodio en las piedras calizas, un lugar para la relajación y la contemplación. Si vas a Turquía no te puedes perder estas aguas purificadoras en Pamukkale.

Pamukkale

Estas terrazas naturales de donde emergen las aguas termales, se formaron debido a la actividad tectónica, pero el color y la textura que las cubren son producto de la alta cantidad de minerales y bicarbonato que erosionaron a su alrededor.
El paisaje y la cálida temperatura de las aguas termales, sumados al clima templado, han hecho que Pamukkale sea un lugar atractivo desde la época del Imperio Romano, quienes aprovecharon para construir la ciudad de Hierápolis en la cima de las cascadas, cuyas ruinas aún permanecen en la zona y también son consideradas patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
El nombre Pamukkale significa castillo de algodón, un nombre muy apropiado, pues a simple vista pareciera que flotaras en nubes de algodón, el spa privado de los dioses del olimpo, de hecho durante mucho tiempo y aún hoy en día se le atribuyen propiedades curativas y medicinales, que supuestamente eran otorgadas por Apolo el dios de la medicina.
Desde 1988 tanto las terrazas como las ruinas han estado protegidas por el gobierno, tienen un programa de preservación bastante estricto, pues durante mucho tiempo la zona fue bastante maltratada y explotada, al punto de perder todo su esplendor, muchos construyeron hoteles en las ruinas de la antigua ciudad y llenaban las piscinas con las aguas de la cascada, la gente se bañaba allí con jabón y champú, caminaban con los zapatos puestos, iban en moto o bicicleta, de allí que ahora mantenga un tono oscuro. Hasta que la UNESCO puso la mirada y se declaró patrimonio de la humanidad con el motivo de protegerla.
Para llegar a las cascadas los turistas pueden partir desde 3 puntos diferentes: desde Marmaris, Bodrum o Kusadasi, comúnmente salen al amanecer o en la tarde para ver los bellos atardeceres que las cascadas reflejan con unos colores de ensueño. Aunque las aguas no sean muy profundas, puedes recostarte un rato y tomar sol o bañar tus pies.

El Fenómeno de las Cretas

El intrigante color blanco y espumoso de Pamukkale tiene una explicación bastante simple, la zona tiene una actividad tectónica irregular que causa terremotos y estos a su vez producen que aguas subterráneas emerjan a modo de terrazas de aguas termales, sin embargo, el agua tiene una alta concentración de minerales, entre los que destacan el bicarbonato, el calcio y otros elementos radioactivos, la precipitación interior produce 2 gramos de creta por segundo en cada litro de agua y cuando se condensa obtenemos esta textura blanca.
Con el tiempo los mismos terremotos han secado y destruido las terrazas, para que otras nuevas tomen su lugar, formando el gran castillo de piedra caliza, que conforman este castillo en forma de cascadas o estalactitas congeladas. En la ladera se puede encontrar todo tipo de minerales, desde mármol, cuarzos, travertinos o esquistos que le dan un brillo blanco muy particular.

Catalina Lopez Zuluaga

Catalina Lopez Zuluaga

Nacida en Medellín, Antioquia y graduada de Comunicación Social y Periodismo. Conocí a mi esposo en uno de mis viajes y soy madre de dos hijos. Me apasiona viajar, leer, el cine y todas las actividades de aire libre. Desde hace un año empecé mi proyecto de escribir online acerca todas mis aventuras de viaje.

25 thoughts on “Purificar el cuerpo Cascadas Blancas en Turquía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *