Descubriendo las zambombas de Jerez

Desde hace algunos años, cada vez que se acerca la Navidad, no paran de hablarme de las zambombas de Jerez. Así que ya tenía ganas de conocerlas en vivo. Y ese día por fin llegó, y fue el pasado fin de semana. La experiencia me pareció impresionante, pura alegría y diversión. Y además de la rica gastronomía que degustamos, lo que me llevaré para siempre de esta celebración, es la hermandad que se sentía en el ambiente. No recuerdo haber vivido algo similar. Creo que es muy particular de Andalucía. Hoy estoy aquí para intentar transmitirte parte de lo que sentí en este festejo.

Zambombas de Jerez
Zambomba de Jerez. Foto de Amy Goodman

Algunos datos para acercarte a las zambombas de Jerez

¿Qué son las zambombas en Jerez?
Para el resto de los mortales, una zambomba es un instrumento musical típico de las fiestas navideñas. Para los jerezanos, es algo más. Son unas fiestas típicas previas a la Navidad en las que familiares y amigos se reúnen para cantar villancicos gitanos. En esa fiesta no puede faltar una o varias personas tocando la zambomba. Mientras cantan, beben y comen alimentos típicos de esta tierra. La importancia de las zambombas de Jerez es tal que en 2015 fueron declaradas Bien de Interés Cultural.
¿Cómo nacieron?
Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando se realizaban fiestas en los patios de vecinos de los barrios gitanos de Jerez. Al calor de una candela se compartían alimentos y bebidas mientras cantaban canciones de la cultura popular. Estas canciones son las que se han transmitido de generación en generación.
¿Cuándo se celebran?
Desde mediados de noviembre ya hay zambombas privadas, aunque la época más típica es desde el puente de diciembre hasta el día anterior a la Nochebuena.
¿Cómo puedo asistir a una zambomba?
Lo mejor es conocer alguna zambomba privada, pero para ello necesitas amigos. Si no tienes la suerte de conocer a nadie de Jerez, podrás acudir a alguna de las muchas zambombas que se celebran en los bares e incluso en las calles. En la página del ayuntamiento de Jerez tienes la guía de zambombas.

Mi experiencia en una zambomba de Jerez

Llegó el gran día, el día de la zambomba, y se sentía la misma emoción de las horas previas a una gran fiesta. Con los ingredientes que tiene la zambomba jerezana todo apuntaba a que lo pasaríamos realmente bien, como así fue. A las dos de la tarde comenzaron a llegar los invitados. Era muy divertido porque cada uno de ellos traía algún plato que había cocinado para la ocasión. El que no había cocinado, aportaba dulces o bebidas, e incluso hubo quien trajo un jamón. Es fácil imaginar la cantidad de comida que se acumuló en un momento.

Enseguida empezamos el picoteo, acompañado como no podía ser de otra manera, de vinos de la tierra. Uno de los más conocidos, el Tío Pepe. Descubrí el fino y el oloroso, y alguna de sus mezclas como el rebujito y el morenita. Además me dijeron que el rebujito bueno se hace con fino y no con manzanilla. Este comentario apuntaba a su pique particular con Sevilla. El picoteo fue larguísimo, y cuando yo ya daba la comida por finalizada, llegó el plato principal: la berza. A pesar de ya no tener más hambre, todos lo devoramos porque estaba realmente delicioso, y hubo quien repitió.

Zambombas de Jerez - Berza
Berza

La cocción de este plato fue muy curiosa. El día de antes se alquiló una olla enorme (éramos 70 personas), y se hizo una prefiesta para cocinarla juntos. Estuvo al fuego más de cinco horas. Yo hasta ese momento siempre había pensado que la berza era un tipo de verdura, pero resulta que para los gaditanos es un plato de potaje de garbanzos con “pringá” incluida, en el que echan muchos ingredientes, incluida manteca colorá. Puedes imaginar lo sabroso y calórico del plato, e ideal para entrar en calor.

Zambombas de Jerez - Cocinando berza
Cocinando berza

En cuanto comimos la berza, comenzó una degustación de dulces junto a chupitos de anís. La comida y bebida no cesó durante toda la tarde. Algunos de los dulces más típicos son estos mini-pestiños.

Zambombas de Jerez - Mini-pestiños
Mini-pestiños

Con el reparto de dulces retiraron las mesas, formaron un corro, y comenzaron a cantar. También sonaba una zambomba, varias guitarras, un triángulo, panderetas y lo que ellos llamaban palillos, y que para mí siempre han sido castañuelas. Debo reconocer que era muy bonito escuchar las voces al unísono cantando estos villancicos que los jerezanos aprenden desde niños. Me dio rabia no conocerlos, aunque hice lo que pude. Hubo momentos en los que además algunos se animaban a bailar, con mucho arte. Por supuesto intentaron que yo bailara, incluso cambiaron a sevillanas para ver si me animaba, pero hacía tantos años que yo no las bailaba, que entre tanto semi-profesional me daba una vergüenza terrible.

Se respiraba un gran ambiente de fiesta y diversión que duró hasta la medianoche. El día fue espectacular, terminamos eufóricos. Cuando me dormía recuerdo que reflexioné sobre la vida en Madrid y la vida en Jerez, y aunque me dijeron que no siempre estaban de fiesta, pensé… ¿por qué yo no vivo aquí?

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

6 thoughts on “Descubriendo las zambombas de Jerez

  • 05/12/2016 at 10:58 AM
    Permalink

    Qué interesante!! Me encantan las historias y tradiciones que se escapan de lo más turístico 🙂
    ¡Menuda comilona os disteis! 😛

    Reply
  • 04/12/2016 at 8:08 PM
    Permalink

    Después de comer y beber tan bien, ¡cómo para no disfrutar de esas zambombas! 🙂 Por cierto, en Venezuela hay un instrumento similar que llaman furruco y lo utilizan, principalmente, para acompañar las gaitas, canciones que suelen sonar en diciembre, con motivo de la navidad. A lo mejor tienen un origen similar. Interesante post y curiosa y animada celebración.

    Reply
    • wircky
      04/12/2016 at 10:21 PM
      Permalink

      Hola Mauxi! Qué curioso, no conocía el furruco. Lo he buscado y tienes razón, ¡es igual! Muchas gracias!

      Reply
  • 30/11/2016 at 11:11 PM
    Permalink

    Qué curioso!!! No tenía ni idea de esta pasión por las zambombas y los villancicos que existe en Cádiz ¡Ahora entiendo porque mi tía que es de allí piensa que los asturianos celebramos poco la Navidad! Un abrazo

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *