Showcooking en restaurante Summumm Gastroespacio

Cuando nos invitaron a este showcooking no imaginábamos que sería tan divertido como resultó ser. Como su vocablo inglés indica es un auténtico espectáculo de cocina en vivo en el que un chef con mucha maestría y creatividad prepara una sucesión de platos a cuál más delicioso mientras explica ingredientes, recetas e incluso nos hace partícipes de la propia preparación de los platos. En algún momento estábamos tan entretenidos que incluso nos olvidábamos de comer, tuvimos una noche realmente espectacular junto a los compañeros de MadridTB con los que compartimos este deleite gastronómico impartido por el chef Alberto Mastromatteo, un auténtico genio.

El showcooking comenzaba a las 9 de la noche en un loft de un polígono industrial algo solitario de Alcobendas. Los exteriores eran algo feos aunque nada más entrar al edificio te encuentras con un amplio y bonito hall de entrada que da acceso a los lofts. Subiendo una planta llegamos hasta el loft que ocupa este espacio gastronómico Summumm Gastroespacio. Nuestra primera sorpresa fue esperar un restaurante y en realidad nada que ver, nos sentimos como si unos amigos nos hubieran invitado a su casa a cenar, ¡y vaya casa! No muy amplia pero toda de diseño y cuidando al máximo cada detalle. Tenía hasta una mini zona chill out con sus asientos blancos y una terraza que imaginamos en verano debe dar unas veladas increíbles.

Showcooking en restaurante Summumm Gastroespacio - Bolas decorativas
Showcooking en restaurante Summumm Gastroespacio. Bolas decorativas

Showcooking en restaurante Summumm Gastroespacio - Botes de especias
Showcooking en restaurante Summumm Gastroespacio. Botes de especias

Menú Sensaciones

Vayamos a lo importante, el menú. Tenía un nombre, Sensaciones, que hacía honor a todo lo que nos hizo sentir durante la noche ejercitando nuestros 5 sentidos. El menú estaba formado por varios aperitivos, 2 principales, 2 postres y café.

Aperitivos

Junto a la mesa donde íbamos a cenar se encontraba la cocina americana donde al llegar ya encontramos todos estos platos con una especie de barquito montado que después supimos eran verduras deshidratadas. En total eran 13 platos para los 13 invitados a este showcooking.

Verdura deshidratada
Verdura deshidratada

Los platos se fueron completando con otros 4 aperitivos hasta formar este primer plato de aperitivos del menú (en la foto de izquierda a derecha):

  • Caramelo de morcilla, crujiente de morcilla con polvo de oliva negra y aceite ahumado
  • Pan crujiente de nueces y pasas con fundente de parmesano sobre lámina de langostino
  • Salmorejo
  • Chips de verduras deshidratadas a baja temperatura: yuca frita, plátano macho, remolacha y boniato
  • Bombón de foie con oliva negra

Aperitivos
Aperitivos

Lo que más me gustó a mí en particular fue el caramelo de morcilla, estaba delicioso. Y la verdura deshidratada estuvo muy curiosa ya que nunca habíamos comido nada similar; la remolacha era la rojiza y tenía sabor dulzón. Por cierto, Antonio hizo su pequeño aporte en la preparación de los conos de pan crujiente con parmesano.

Antonio preparando conos de pan crujiente con parmesano
Antonio preparando conos de pan crujiente con parmesano

A continuación comenzó la preparación del siguiente aperitivo: lechugas con balsámico de higos y gambón ahumado a la brasa con aceite de romero. La preparación de los gambones ahumados causó furor y fue cuando comenzamos a soltarnos y estar más alrededor de la cocina fotografiando y preguntando todo lo que hacía el chef, ¡qué paciencia nos tuvo! Y el olor que desprendían los gambones era alucinante.

Ahumando gambones
Ahumando gambones

Platos de lechuga
Platos de lechuga

La lechuga estaba espectacular, coronada por un gambón y una flor de pensamiento. El gambón impresionante, imaginaros qué sabor después de ahumarlo, sin embargo la flor de pensamiento voy a decir que no le encontré el punto, no me supo a nada y me dio la misma sensación que si me hubiesen dado a probar un trozo de terciopelo, ¿será la falta de costumbre a comer flores…?

Lechuga con gambón ahumado
Lechuga con gambón ahumado

En medio de los aperitivos además el chef nos dio a probar las hierbas de estas macetas que decoraban la mesa. La verdad, el nombre de las hierbas no lo recuerdo ya que eran nombres japoneses. Fue curioso probarlas. Algunas no estaban mal, eran diferentes, unás más suaves otras más ásperas y alguna comentaron que incluso picaba.

Maceta de hierbas comestibles
Maceta de hierbas comestibles

Y después continuamos con la preparación de para lo que para mí al menos fue uno de los platos estrella de la noche y que consistía en un huevo, ¡pero qué huevo! El nombre completo del plato era parmentier con huevo confitado, aceite de remolacha y mix de setas confitadas. El chef primero estuvo bromeando con un huevo sin pelar para que adivinásemos si estaba crudo o cocido. Finalmente resultó ser algo intermedio ya que había sido cocinado creo que en el horno a fuego lento.

Huevos y setas
Huevos y setas

La elaboración de este plato fue la más larga de todos los platos de la noche. No paraban de poner capas, que si una salsa, que si aceite, que si el huevo, que si espuma de patata que creo que es a lo que llaman parmentier. Fijaros la pinta de este huevo.

Huevo confitado
Huevo confitado

Y más y más espuma de patata hasta quedar el huevo así, prácticamente sumergido entre la espuma y las setas. Dio algo de pena tanta elaboración para hacerlo desaparecer en 5 minutos. Además me llamó la atención la forma en que lo comimos, con una cuchara rompimos el huevo, dimos vueltas y a comer. ¡Estaba delicioso!

Huevo y setas confitadas
Huevo y setas confitadas

Principales

A continuación comenzamos a preparar los 2 platos principales:

  • Lomo de atún marinado con salsa sensushu y katsiobusy sobre caviar de verduras
  • Magret de pato a la brasa con tomate cherry y patatas confitadas

He de decir que llegados a este punto yo ya tenía poca hambre. Quizás no porque hubiésemos comido en abundancia, pero como se comía y se paraba al final el centro de saciedad comenzaba a hacer su función y la verdad que podía haber obviado los principales aunque a otras personas no les ocurrió lo mismo y continuaban hambrientos.

La preparación del atún fue también muy divertida, el chef nos mostró cómo cortar el atún con gran maestría e incluso algunos intentaron imitarle. Por ejemplo Antonio, con algo menos de maestría, pero salvó los papeles, ¿a que en este video no lo hizo mal? 🙂


Antonio cortando atún

Bandeja de atún marinado
Bandeja de atún marinado

Por cierto el atún sabía increiblemente impresionante. Iba acompañado por caviar de verduras que decían estaba muy bueno aunque a mí me sobró ya que no soy muy de verduras y no me gustó la verdad. También tenía esas hojas que parecen estar vivas porque están como revoloteando (no recuerdo el nombre).

Atún marinado sobre caviar de verduras
Atún marinado sobre caviar de verduras

Tras el atún, llegó el momento del pato. Tuvimos la misma reacción que cuando el chef ahumó los gambones, todos alrededor impresionados, queriendo acercarnos, fotografiar, oler…

Fotografiando el pato ahumado
Fotografiando el pato ahumado

Ahumando pato
Ahumando pato

El magret de pato sabía espectacular, lo único que como son trocitos tan pequeños quizás se queda algo escaso sobre todo para el que llegue a este punto aún con hambre.

Magret de pato a la brasa con tomate cherry y patatas confitadas
Magret de pato a la brasa con tomate cherry y patatas confitadas

Postres

Finalizada toda esta sucesión de platos ya sólo quedaban los postres:

  • Mojito en texturas
  • Árbol de otoño

Hubo quien prefirió el árbol de otoño pero yo en este caso y a pesar de que el segundo llevaba chocolate me quedaría con el mojito en texturas. Tenía varias bolas de helado que daban el color rosa y verde más la crema que daba el blanco. Y realmente reconocías el sabor del mojito, y sabía mucho a hierbabuena.

Mojito en texturas
Mojito en texturas

En cuanto al árbol de otoño tenía crema, frutos secos y una especie de arbolito de chocolate que estaba delicioso aunque a mí la base me gustó menos, quizás por los frutos secos o por la base cremosa. Con el árbol para mí hubiera sido más que suficiente aunque a modo adorno queda perfecto.

Árbol de otoño
Árbol de otoño

Y tras el postre aún hubo tiempo para tomar café entre una amplia selección entre los que por supuesto había café de Colombia. Elegí uno achocolatado y con eso finalizó la velada tras más de 3 horas de este entretenido y educativo showcooking que nos había dejado realmente satisfechos.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

18 thoughts on “Showcooking en restaurante Summumm Gastroespacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *