Península de Dyrhólaey

Laguna Eyjarlón y peñón de península de Dyrhólaey
Laguna Eyjarlón y peñón de península de Dyrhólaey

Salimos de la cascada Skógafoss hacia Vík, con la idea de hacer una rápida parada en la península de Dyrhólaey y en las playas de Vík. Pensábamos encontrar simplemente una playa, y tuvimos una grata sorpresa al encontrar en Dyrhólaey mucho más. Ya en la distancia cuando aún nos encontramos a varios kilómetros comenzamos a ver un arco gigantesco y llamativo en el mar, que es el distintivo de Dyrhólaey.

Al coger el desvío que nos lleva hacia Dyrhólaey nos llamó muchísimo la atención el camino, ya que la carretera está rodeada de agua por ambos lados. A la izquierda una especie de laguna de agua turbia por los sedimentos de arena negra, que parece mezcla del agua del mar junto con el agua del deshielo del glaciar Mýrdalsjökull. A la derecha encontramos la laguna Eyjarlón, de agua más limpia y clara, y un gran peñón.

Península de Dyrhólaey
Entrando en la península de Dyrhólaey

A partir de aquí comienza la península de Dyrhólaey, que es en realidad una reserva natural desde 1978. Tiene sobre todo gran diversidad de aves, algunos protegidos, y es el mejor lugar de Islandia, junto con algunas de sus islas, para ver frailecillos.

Continuando por la misma carretera llegamos hasta una bifurcación. Decidimos tomar la carretera de la izquierda y nos llevó hasta la playa de Kirkjufjara. Pensábamos que desde aquí tendríamos vistas del arco de Dyrhólaey, pero no fue así. Lo que sí encontramos fueron vistas a otros acantilados y una bonita playa de arena negra. Por el lado este se veían a lo lejos las rocas de Reynisdrangar, lo único que el tiempo no acompañaba y estaba todo demasiado nublado.

Después de un agradable aunque frío paseo, nos fuimos de Kirkjufjara con la idea de encontrar el arco de Dyrhólaey. La verdad que no teníamos claro dónde se encontraba ahora el arco, e incluso podía ser que estuviésemos sobre él y por eso no veíamos su entrada en el agua. Así que volvimos a coger el coche y nos dirigimos a la bifurcación con la idea de tener otra visión del entorno.

Nos encontramos con un camino de tierra que nos fue llevando montaña arriba. Hay que tener precaución en la subida, y más aún en la bajada. Tras unos diez minutos comenzamos a ver un aparcamiento, un faro, y detrás del faro por fin el arco de Dyrhólaey.

Arco de Dyrhólaey
Arco de Dyrhólaey

Lugares de interés en la península de Dyrhólaey

Datos prácticos

Duración de la visita

2 horas

Situación

Se encuentra a 27 kilómetros (33 minutos) de cascada Skógafoss y a 19 kilómetros (25 minutos) de Vík í Mýrdal. Circulando por la carretera 1 entre ambos, sale un desvío a la derecha para tomar la carretera 218 que se dirige a Dyrhólaey.

Una vez que pasamos Selfoss, continuamos por la carretera 1 y lo encontramos después de 70 kilómetros (54 minutos) en un desvío a la izquierda hacia carretera 249.

Localización de la península de Dyrhólaey

Aparcamiento

Existe aparcamiento gratuito tanto en Kirkjufjara como en Dyrhólaey.

Horarios y tarifas

Se puede acceder a cualquier hora. Tan sólo a tener en cuenta la época, ya que durante mayo y junio está limitado el acceso al entorno debido a la época de cría de las aves.
El acceso es gratuito.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *