Paseando por el Lago de Furnas

Paseando por el Lago de Furnas
Paseando por el Lago de Furnas entre árboles y fumarolas

Si pienso en el paseo que hicimos por el Lago de Furnas (Lagoa das Furnas) rápidamente viene a mi mente la imagen de las calderas (caldeiras) donde se cocina el famosísimo cocido de las calderas de Furnas (cozido das Furnas).

El humo de las famosas calderas volcánicas con azufre borboteando domina todo el paisaje, y es muy curioso ver cómo estas fumarolas de vapor de azufre se intercalan entre los árboles y llena toda la zona de un olor un poco desagradable, muy similar al de un huevo podrido.

Sin embargo no es la única imagen que tengo grabada en mi mente. La verdad que el lago de Furnas es uno de los lugares que me llevo de Islas Azores y al que no me importaría volver. Pasear por el borde del lago es realmente agradable, sobre todo por toda la naturaleza que le rodea.

Paseando por el Lago de Furnas
Paseando por un bosque del Lago de Furnas

Aparte del agua verdosa y cristalina del lago y de la vegetación tan verde y frondosa, como es habitual en Islas Azores, me gustó muchísimo pasear por un bosque que hay al lado de las calderas volcánicas con unos árboles altísimos en los que había unos contrastes de colores increíbles. Contrastaba el color de los troncos de los árboles, con el musgo, la tierra y las hojas caídas.

Creo que este rincón es uno de mis favoritos de toda la Isla de Sao Miguel y por la que me encantaría volver a pasear. Además como visitamos varias veces el lago, todas ellas pasamos un rato disfrutando de un paseo entre estos maravillosos árboles.

Una de éstas veces nos encontramos con un gato plácidamente descansando. ¿Y de dónde venía el gato? Pues no sabíamos bien, porque las casas más cercanas están muy lejos.

Árboles y gato en Furnas
Gato en el Lago de Furnas

Por último no se me puede olvidar en un paseo por el Lago de Furnas, la Capilla de Nuestra Señora de las Victorias, una curiosa capilla construida en el borde del lago, justo en el lado opuesto al de las calderas. Puedes llegar hasta esta capilla bordeando el lago. Son uno 3 kilómetros.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *