La tranquilidad de Urdués en Valle de Hecho

Iglesia parroquial de San Martín
Urdués en Valle de Hecho

Urdués lo habíamos dejado inicialmente fuera en la ruta que habíamos planificado por el Valle de Hecho y Valle de Ansó principalmente porque había que desviarse varios kilómetros de la carretera principal y lo que habíamos leído de él no llamaba mucho la atención. Después sobre la marcha no sabemos bien por qué decidimos en lugar de ir directos a Hecho, desviarnos hasta Urdués. Son esas cosas que improvisas en cuestión de segundos.

Nada más desviarnos de la carretera principal y a 4 kilómetros de Urdués encontramos un paso estrecho y curvo con paredes altas de roca y cercanas a la carretera. Era la Foz de Patraco. Aunque no los vimos sabemos que en la zona alta de esta foz abundan los buitres leonados.

Foz de Patraco
Foz de Patraco

Durante 4 kilómetros atravesamos un valle rodeados por una frondosa vegetación y un paisaje muy bonito, agradable, tranquilo y relajante, hasta que encontramos esta pequeña aldea que es Urdués. Aunque la calle principal es ancha, nosotros pasamos con el coche por una calle estrechísima en la que casi rozábamos.

Con el coche por las calles estrechas de Urdués
En coche por la calle estrecha de Urdués

Encontramos un pueblo entrañable, pequeño y bien conservado. Urdués es de esas localidades tan pequeñas y tranquilas que me parecen perfectas para pasar unos días de total desconexión del mundo. El conjunto urbano está formado por un número de casas bastante reducido. El pueblo está dividido en dos barrios, el alto y el bajo, cruzados por una larga calle que recorre el pueblo de norte a sur, paralelo al río formado por el barranco Pomaciete, y otro pequeño arrabal junto a la iglesia.

La tranquilidad de Urdués en Valle de Hecho
Urdués

Su localización favorece la actividad del senderismo y encontramos varias indicaciones de rutas de senderismo que pasaban por Urdués.

Rutas de senderismo desde Urdués
Rutas de senderismo desde Urdués

Una calle ancha enlaza la calle del pueblo con el barrio de la Iglesia, atravesando el puente que cruza el barranco de Romaciete. Al otro lado del río se encontraba la Iglesia parroquial de San Martín. Tiene planta de una nave rematada con ábside semicircular y es el único testimonio conservado del siglo XII. La iglesia está construida en sillarejo y mampostería excepto el ábside que está levantado en piedra sillar.

Iglesia parroquial de San Martín
Ábside semicircular de la Iglesia parroquial de San Martín

Lo que me pareció más curioso es que en el siglo XVII se efectuaron varias reformas con influencia del estilo del Monasterio de San Lorenzo El Escorial de Madrid. En concreto en el lado sur se adosaron dos pequeñas capillas de planta rectangular, a los pies del templo se alzó una torre campanario y se abrió la única portada de acceso al interior.

La única pieza con valor artístico conservada hoy día en el interior del templo es una talla romanista de comienzos del siglo XVII de la Virgen con el Niño que procede de la cercana ermita de Catarecha y que según cuentan es algo tosca y desproporciones en la imagen. Como la iglesia se encontraba cerrada no pudimos verlo con nuestros propios ojos.

Iglesia parroquial de San Martín
Portada y torre de la Iglesia parroquial de San Martín

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

2 thoughts on “La tranquilidad de Urdués en Valle de Hecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *