Granja de césped Glaumbaer

Una de las visitas que esperábamos con más ganas de Islandia eran sus famosas cásas de césped. Aunque puedes encontrarlas en varios países del norte de Europa son sobre todo típicas de este país, nosotros nunca habíamos visto una y nos producía muchísima curiosidad. Entre las que se pueden visitar elegimos la granja de césped Glaumbaer por estar casi en el camino de Akureyri a Grundarfjördur. Antes de llegar a la granja encontramos una llanura inmensa totalmente verde, montañas al fondo y alguna casa de césped solitaria. Ésta no era de las más bonitas porque en gran parte del tejado el césped estaba seco, aún así era cuanto menos peculiar.

Casa de césped solitaria
Casa de césped solitaria

Muy cerca de esta casa ya se encontraba el complejo que forma la granja de césped Glaumbaer. De lejos las casas daban una apariencia de ser muy bajitas aunque luego no lo eran tanto. Lo que sí estaban todas es muy juntas y al fondo de ellas desentonaba por el rojo la imagen de la iglesia de Glaumbaer.

Granja de césped Glaumbaer
Granja e iglesia de Glaumbaer

Antes de acceder al complejo hay que pasar por dos casas de madera del siglo XIX: Áshús y Gilsstofa. La casa Áshús contiene exposiciones y un salón de té donde se sirve comida islandesa. En la casa Gilsstofa es donde pasas por caja para comprar las entradas y la tienda de souvenirs.

Casa Gilsstofa
Casa Gilsstofa

Plano de la granja Glaumbaer

El complejo está formado por todas estas dependencias:

  1. Entrada y pasillo
  2. Cuarto de huéspedes
  3. Cocina
  4. Despensa principal
  5. Cuarto de huéspedes
  6. Sala común
  7. Sala común
  8. Sala común
  9. Puerta sur
  10. Despensa larga
  11. Lechería/Quesería
  12. Cuarto de huéspedes
  13. Despensa
  14. Despensa
  15. Herrería
  16. Almacén para leña

Plano de la granja de césped Glaumbaer
Plano de Granja Glaumbaer

Y así son las casas. Son todas ellas bastante similares con fachada blanca y puerta amarilla. Éstas son las casas correspondientes a la herrería, despensas, cuartos de huéspedes (la más alta) y almacén para la leña.

Casas de la Granja Glaumbaer
Casas de la Granja Glaumbaer

¿Cómo son las casas de césped de la granja Glaumbaer?

Están formadas por turba, madera y césped. En la construcción de estas casas de césped emplearon algunas piedras, pero como la piedra escaseaba se construyeron los muros con turba, un tipo de carbón. La madera era aún más difícil de encontrar y se utilizó sólo para revestir el armazón a modo esqueleto. Y el techo y paredes con césped seco que además funciona como muy buen aislante térmico. La construcción más antigua es la cocina del año 1750 y la más moderna una sala común del año 1879.

Granja de Glaumbaer
Casas de turba, madera y césped

La parte trasera de las casas es lo que nos pareció más curioso con la turba y el césped y su forma superior algo redondeada.

Granja de Glaumbaer
Casas de turba, madera y césped

Turba y césped
Turba y césped

Los ventanales eran pequeños y algunos estaban hasta tapados por el césped.

Ventanales y césped
Ventanales y césped

Y en el interior se encuentran objetos de la época.

Interior de la granja Glaumbaer
Interior de la granja Glaumbaer

Una vez visitada la granja de césped Glaumbaer nos acercamos a conocer la iglesia y esta escultura que hace homenaje a “La primera madre blanca en América” y ya partimos hasta el siguiente destino del día, la iglesia de Varmahlid.

Escultura La primera madre blanca en América
Escultura “La primera madre blanca en América”

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

22 thoughts on “Granja de césped Glaumbaer

  • 29/09/2015 at 4:04 PM
    Permalink

    Nosotros cuando estuvimos en Islandia solo vimos una granja que también se podía visitar pero era mucho mas peque que esta, no sabíamos de su existencia pero esta muy interesante 🙂

    Me lo apunto para un futuro viaje a Islandia que seguro que lo hay porque le debemos otra visita por más tiempo. ¡Gracias por este descubrimiento! 😀

    Reply
    • wircky
      29/09/2015 at 11:28 PM
      Permalink

      Hay muchas granjas de este estilo así que salvo porque ésta tuviera más dependencias imagino que serían más o menos igual. Nosotros también queremos repetir visita en Islandia. Muchas gracias Silvia! Saludos!

      Reply
  • 29/09/2015 at 12:55 PM
    Permalink

    Llaman mucho la atención este tipo de construcciones que se encuentran diseminadas por el país. da la sensación que más allá del aislante térmico tengan que funcionar como una auténtica fábrica de bichos y humedad, pero seguro que no es así.
    Un saludo!

    Reply
    • wircky
      29/09/2015 at 1:14 PM
      Permalink

      Son muy llamativas sí. Imagino que en el césped habrá todo un ecosistema de insectos 🙂 Gracias por comentar Jordi. Saludos!

      Reply
  • 29/09/2015 at 11:40 AM
    Permalink

    Que chulada!! la verdad es que no tenía ni idea que hubiera este tipo de construcciones por el mundo. Lo que tengo que viajar aun!!!! Mucahs gracias por compartir. Y las fotos son muy bonitas!

    Reply
    • wircky
      29/09/2015 at 1:10 PM
      Permalink

      Muchas gracias Patricia!! La verdad que esto es lo más bonito de los viajes, que siempre guardan cantidad de sorpresas y estas casitas fueron algunas de nuestras sorpresas por Islandia

      Reply
  • 27/09/2015 at 6:55 PM
    Permalink

    Wow! Esto si es turiscurioso. Cuánto verde y cuántas ganas de conocer Islandia

    Reply
    • 27/09/2015 at 7:08 PM
      Permalink

      Lo más llamativo son las cascadas y glaciares, pero tiene tantas otras cosas como estas preciosas y curiosas casitas… 🙂

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *