Fiordos noruegos día 1: llegada a la capital noruega, Oslo

Día 1 de ruta por los fiordos noruegos

Vuelo de Madrid a Oslo

El día de nuestro viaje a Noruega por fin había llegado, ¡qué ganas! Era uno de los viajes que emprendía con más ilusión, porque este país nórdico me volvía loca. Primero volaríamos a Oslo y a partir de ahí comenzaríamos un circuito por los fiordos noruegos hasta Bergen. De momento hoy teníamos el siguiente vuelo a Oslo:

  • Vuelo SAS DK5658, fecha 24.05.2008, salida 13:20 Madrid (MAD), llegada 17:05 Oslo (OSL)

Era la primera vez que volábamos con SAS, las líneas escandinavas, y el vuelo fue perfecto. Lo único que no nos gustaba del vuelo era el horario, porque al final desperdiciabas la tarde. Entre que llegabas al hotel y estabas listo para salir, ya la tarde se había perdido. Lo que no contábamos es con los días tan largos noruegos en este mes de mayo, que jugaban a nuestro favor, y nos iba a permitir disfrutar de Oslo en esta larga y única tarde libre del viaje. Y digo libre, porque a partir del día siguiente nos uniríamos a un grupo y guía con los que comenzaríamos a recorrer Noruega.

Tarde en Oslo

Salimos con plano en mano y sin estrés de ver muchas cosas, simplemente a pasear, observar, sentir, y por encima de todo, disfrutar. Teníamos tantas ganas de Oslo, que pasear por sus calles nos resultó realmente fascinante. Como el hotel estaba céntrico, tuvimos fácil encontrarnos con su zona monumental. A dos pasos del hotel nos encontramos con Spikersuppa, un bonito parque con un estanque rodeado de esculturas de niños, además de edificios tan importantes como el Parlamento, el Teatro Nacional, la Universidad y la Galería Nacional donde se guarda “El grito” de Munch, que no pudimos visitar porque ya estaba cerrada.

Fiordos noruegos llegada Oslo - Parlamento
Parlamento

Continuamos por algunas calles en las que encontramos edificios de grandes construcciones, además de algunas iglesias de gran importancia como la catedral católica de San Olaf. Cerca de esta iglesia apareció una gran explanada y un edificio aislado, solitario, sobrio… el Palacio Real. Nos sorprendió que fuese tan simple (que no digo feo), y que no hubiese apenas guardia real. Cierto es que parece que este edificio no es la vivienda real oficial, sino que lo utilizan más como lugar de trabajo. Aún así, el lugar parecía falto de vida.

Fiordos noruegos llegada Oslo - Palacio Real
Palacio Real

Nada que ver con nuestra siguiente parada, Aker Brygge, barrio costero construido en una zona de antiguos astilleros, que hoy día se ha convertido en una zona de restaurantes y comercios muy moderna, animada y de aspecto muy chic. Sin ninguna duda fue lo que más nos sedujo de todo nuestro recorrido por Oslo.

Ni siquiera el gran fiordo de Oslo nos maravilló tanto, ese primero de muchos fiordos que conoceríamos durante los próximos días, en el que el Ayuntamiento y la fortaleza de Akershus se levantaban majestuosos, vigilantes ante los barcos del puerto de Oslo.

Fiordos noruegos llegada Oslo - Fachada del Ayuntamiento
Fachada del Ayuntamiento

Fiordos noruegos llegada Oslo - Fortaleza Akershus
Fortaleza Akershus

Ya a las 10 de la noche, tras 3 horas de andadura por Oslo, decidimos volver a nuestro hotel. En nuestra vuelta encontramos esta simpática estatua de la actriz noruega Wenche Foss, que parecía sonreirnos. Un gran preludio y perfecto broche final de nuestro primer día en Oslo. Hoy además era el gran día del festival de Eurovisión en el que participaba por España Rodolfo Chikilicuatre con su “Baila el chiki-chiki”. Algo que nunca olvidaremos. ¡Qué momento y qué peculiar haberlo vivido desde Noruega!

Fiordos noruegos llegada Oslo - Estatua de Wenche Foss
Estatua de Wenche Foss

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, fan de Alicante. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB.

4 thoughts on “Fiordos noruegos día 1: llegada a la capital noruega, Oslo

  • 20/03/2016 at 4:41 PM
    Permalink

    Jaja, qué gusto ir tras los pasos de otros viajeros. Esta estatua de la mujer tan sonriente, la tengo yo fotografiada, pero no tenía idea de quién sería. La base estaba cubierta de nieve y ahora me entero de que es una actriz. Y esa noche que dices, del festival, estaba yo en Madrid. Cuando salió el Chikilicuatre, me pilló en un bar en la plaza de la Luna, tomando una cerveza…pa que tú veas! Cómo se puede acordar uno de tantas cosas? Me parece una maravilla…

    Reply
  • Pingback: Path companions: castles in Romania, Easter getaways and much more to discover – Traveler

  • Pingback: Compañeros de Ruta: castillos en Rumanía, escapadas de Semana Santa y mucho más a descubrir – Diariodelviajero Rss | Ofertas de Vuelos, Hotel y Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *