Huyendo del calor en el embalse de Bolarque

Con estos días de calor parece que lo único que apetece es estar en algún lugar fresco y en remojo. En mi caso como vivo en Madrid mi opción favorita, la playa, la tengo lejos, pero sí me quedan cerca piscinas, ríos y pantanos. Para huir de la ciudad hoy os hago una propuesta muy veraniega: el embalse de Bolarque.

Embalse de Bolarque
Embalse de Bolarque

Qué es el embalse de Bolarque

El embalse de Bolarque es un embalse castellano-manchego situado entre las provincias de Cuenca y Guadalajara. Se forma en la desembocadura del río Guadiela, que es afluente del Tajo y proviene del embalse de Buendía. El embalse se encuentra entre las montañas de la sierra de Altomira. Además es uno de los embalses que forma el conjunto del llamado mar de Castilla.

Se inauguró en 1910 como central hidroeléctrica junto con el poblado de Salto de Bolarque, y curiosamente es el lugar desde donde parte el agua del trasvase Tajo-Segura. De hecho el día que nosotros lo visitamos, todos los pueblos cercanos estaban llenos de pancartas pidiendo la paralización del trasvase, ya que ni siquiera tenían agua suficiente para ellos mismos.

Cómo llegar al embalse de Bolarque

El embalse tiene varias áreas recreativas, y dependiendo de la que quieras visitar, tienes que tomar diferentes caminos:

  • Lago de Bolarque: esto es lo que llaman popularmente “Playa de Bolarque“. Para llegar a ella tienes que acercarte hasta Almonacid de Zorita en Guadalajara, y a partir de aquí ya encuentras indicaciones al lago de Bolarque. Esta zona suele estar bastante masificada en verano y además en fin de semana hay que pagar 6 euros para acceder.
  • Área Recreativa del río Guadiela: en este caso debes llegar a Sacedón, también en Guadalajara, pasar por la presa de Buendía, y a partir de ahí continuar bordeando el río Guadiela. Está algo más escondido, y no hay que pagar entrada, pero sí te puede pasar que cierren el aparcamiento de los coches y te toque dejar el coche a varios kilómetros.

Para que te hagas una idea de cuánto se tarda en llegar, mi referencia desde Madrid es aproximadamente hora y media.

Nuestro día en el embalse de Bolarque

Elegimos el área recreativa del río Guadiela por el motivo de que al estar algo más escondido, no se encuentra tan masificado como la playa de Bolarque. Además no se paga entrada, pero sí puede ocurrir que el coche se quede muy lejos porque cierren los aparcamientos cercanos.

Una de las cosas que más nos gustó fue la llegada hasta el lugar. Tras dejar la presa de Buendía, el último tramo pasa por un camino de tierra que se va estrechando cada vez más entre el río Guadiela que queda a la izquierda y un desfiladero de paredes sorprendentes que queda a la derecha.

Desfiladero del río Guadiela en embalse de Bolarque
Desfiladero del río Guadiela

Y más sorprendente aún era el color del agua. Creo que nunca había visto agua tan verde. De verdad que el color del agua es el que muestra la foto.

Río Guadiela en embalse de Bolarque
Agua verde del río Guadiela

Sí es cierto que en función de cómo daba el sol, la tonalidad verde era más o menos clara.

Desfiladero del río Guadiela en embalse de Bolarque
Desfiladero del río Guadiela

Aunque nos acercamos con el coche lo máximo posible, aún quedaban veinte minutos a pie hasta llegar al área recreativa. Parte del recorrido además era en ascenso, y nos dio la oportunidad de disfrutar de esta preciosa panorámica del embalse.

Panorámica del embalse de Bolarque
Panorámica del embalse de Bolarque

Al llegar a la zona recreativa, encontramos varias cosas que nos sorprendieron para bien, la que más, la existencia de una ermita que había sido construida fusionándose con la roca del desfiladero. Se trataba de la ermita de Nuestra Señora de los Desamparados, de los siglos XVI y XVII.

Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados en embalse de Bolarque
Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados

También nos gustó que existiera un merendero con mesas y bancos, y que además estaban cubiertos. Era importante estar a la sombra.

Merendero del embalse de Bolarque
Merendero del embalse de Bolarque

Como íbamos en grupo, ocupamos rápidamente dos bancos del final, justo desde donde se veía parte de la hoz del río Guadiela.

Hoz del río Guadiela en embalse de Bolarque
Hoz del río Guadiela

Actividades que puedes realizar en el embalse de Bolarque

¿Qué actividades crees que puedes realizar en el embalse de Bolarque? La primera y que más apetecía con el calor que pegaba era la de pegarse un chapuzón, sin más. Eso sí, el agua está realmente fría, y todos nosotros llevábamos traje de neopreno. Sin el traje te aseguro que yo no me hubiera bañado.

También tienes que elegir bien por donde tirarte al agua, ya que a diferencia de la “playa de Bolarque” donde puedes realizar la entrada al embalse cómodamente de manera similar a como lo haces en el mar, en esta otra zona te tienes que tirar como buenamente puedes, o bien bajar entre las piedras con cuidado de no resbalarte…

Embalse de Bolarque
Embalse de Bolarque

Nosotros además llevamos una barca de remos y colchonetas, y así cuando nos cansábamos de nadar nos subíamos a ellas. La verdad que me gustó la experiencia de estar nadando en ese agua tan limpia, entre las paredes del desfiladero.

Nadando en colchonetas en embalse de Bolarque
Uno de mis amigos nadando en colchonetas

Es habitual que aparezcan lanchas, y algunas no tienen tanto cuidado, así que si estás nadando debes prestar atención.

Lancha tirando de un flotador en embalse de Bolarque
Lancha tirando de un flotador

Uno de los momentos más divertidos del día lo vivimos con una de las lanchas en las que iban cinco chicos desnudos que no dejaron de dar paseos e incluso bañarse muy alegremente enfrente nuestra. Y aunque tengo fotos de estos chicos, mejor no las subiré, no les vaya a reconocer alguien jaja.

También había gente en piragua, en tabla, y niños pescando. Y además verás sobrevolar algunas aves como ésta que creemos era un águila.

Ave sobrevolando el embalse de Bolarque
Ave sobrevolando el embalse de Bolarque

La verdad que disfrutamos mucho de nuestro día con amigos en el embalse de Bolarque. Es una escapada ideal para el verano y además yo en particular descubrí lo que era bañarse en un embalse o pantano.

Tras esta experiencia, por la cabeza sólo me pasaba una idea, ¿cuándo repetimos?

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

5 thoughts on “Huyendo del calor en el embalse de Bolarque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *