El Puente del Perdón

El Puente del Perdón
El Puente del Perdón

Encontramos el Puente del Perdón en Rascafría tras abandonar el Monasterio de Santa María de El Paular. Una vez hemos salido del monasterio, cruzamos la carretera, y lo encontramos enfrente a la derecha.

El Puente del Perdón es un puente histórico sobre el curso del río Lozoya, construido a mediados del siglo XVIII. Se trata de un puente de piedra de tres ojos, aunque es muy difícil ver los tres ojos a la vez por la vegetación que rodea la ribera del río Lozoya. Desde uno de los laterales si se podría ver bien, pero pertenece a una finca y actualmente no se puede acceder al ser propiedad privada. En otros tiempos la zona estaba abierta, y se podía ver el puente perfectamente.

Pasado el Puente del Perdón, a la izquierda se tiene un camino que nos lleva a realizar la senda de los Batanes, una ruta de senderismo fácil que pasa por los restos del antiguo molino de los Batanes. Aunque te parezca que es propiedad privada, verás que hay camino e indicaciones de la ruta de senderismo. Si estuviese cerrada, un poco más adelante sale un segundo camino que se une con la primera ruta y nunca está cerrado.

El Puente del Perdón
El Puente del Perdón

Características del Puente del Perdón

Es un puente de tres arcos construido en sillería de granito. Sus tres tramos se salvan mediante bóvedas de medio cañón que originan tres arcos de medio punto de idénticas dimensiones. El arco central está enmarcado por dos pilas de planta semicircular.

El pretil o murete que recorre el puente está labrado con una decoración de molduras lisas, que trazan sobre los arcos una figura elipsoidal. En la parte baja, una gárgola desagua la lluvia.

Presenta dos espacios semicirculares de acceso, uno a cada extremo del puente. Y dos plazoletas situadas sobre las pilas centrales del puente para descansar, habilitadas con bancos de piedra labrada.

Banco en Puente del Perdón
Bancos de piedra labrada en Puente del Perdón

Desde el Puente del Perdón se tiene además una vista maravillosa del Monasterio de Santa María de El Paular.

Monasterio de El Paular desde Puente del Perdón
Monasterio de Santa María de El Paular desde Puente del Perdón

Historia del Puente del Perdón

El primer Puente del Perdón se construyó a principios del siglo XIV. Las crecidas del río y la climatología deterioraron el puente, hasta que fue reemplazado por el nuevo Puente del Perdón.

El actual Puente del Perdón fue construído por la Cartuja de El Paular en 1738 para facilitar el acceso desde el monasterio hasta el molino de papel de Los Batanes, que se encontraba al otro lado del río y era una de las principales industrias que explotaban estos monjes.

Cuenta la historia que el nombre del puente original se remonta a tiempos medievales, en 1302, cuando los Quiñones, que eran los Señores de la zona, tenían el privilegio de administrar la justicia sin acudir a la autoridad real.

Cuando algún acusado era considerado merecedor de la pena capital, era conducido al Puente del Perdón donde gozaba del derecho de apelar ante un tribunal compuesto por un miembro de cada Quiñón, del valle del Lozoya. La sentencia era revisada en el Puente del Perdón, camino de la horca, de ahí el nombre. Si se consideraba al reo culpable, era condenado a la Casa de la Horca, donde era ejecutado.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *