Día 5: Viaje de Silleda a Madrid

Nos despertamos con la melancolía de saber que era el último amanecer en la casa rural Casa de Campos. Sin ganas de recoger la casa ni hacer las maletas, y sobre todo sin ganas de abandonar Galicia. Nos pasó como tantas otras veces que terminamos diciendo: “Teníamos que haber reservado más días…”

Así que con pereza y algo de tristeza preparamos todo para el viaje de vuelta. Antes de abandonar la casa salimos a hacer fotos de la escarcha del campo que había enfrente, increíblemente helado, y también fotografiamos cada rincón de la casa rural.

Al final entre unas cosas y otras salimos a las 11 de la casa rural, y además teníamos que pasar por la casa de los dueños para devolver la llave y por supuesto despedirnos. Carmen y Manolo estaban tan atentos como siempre, y además nos preguntaron si nos gustaba el pan gallego porque justo iban a ir a comprarnos una hogaza. Les dijimos que por supuesto que sí, pero que ya lo comprábamos nosotros. Insistieron en que lo compraban ellos, y Manolo nos hizo seguirle con el coche hasta la panadería de hermanos Bouzada, una panadería de Silleda en un lateral de la N-525 por la que accedimos por un camino de tierra en lugar de ir por la nacional. La panadería tenía horno propio, estaba especializado en diversos tipos de panes y empanadas, y sólo con el olor alimentaba. Manolo nos compró varias hogazas de un pan que salió calentito calentito. Creo que se pasó comprando tanto, una grande y varias pequeñas. Y además no consintió que lo pagáramos nosotros.

Nos despedimos y salimos hacia Lalín para echar gasolina, y comprar empanada y tarta de Santiago que queríamos llevar a Madrid. La empanada no pudimos comprarla en la otra panadería, porque sólo la hacían por encargo. Y al salir de Lalín nos dimos cuenta de que nos habíamos dejado algunas cosas en la casa rural. Menos mal que sólo estábamos a 14 kilómetros. Volvimos rápidamente a la casa rural y al final a las 12:30 estábamos saliendo por segunda vez de Silleda.

Día 5: Viaje de Silleda a Madrid - Niebla en Feá
Niebla en Feá

Desde Lalín cogimos la AP-53 que era tramo gratuito sentido Orense. Al llegar a Feá había una niebla intensa. Éste es justo un pueblo de Orense en el que ayer tomamos la bifurcación hacia Vigo. Esta vez tomamos la carretera de la izquierda que nos llevaba hacia Orense por la A-52, la autovía das Rias Baixas. A 14:15 estábamos cruzando el túnel de la Canda, que nos dio entrada en la provincia de Zamora.

Habíamos pensado en comer en Medina del Campo y de paso aprovechar para visitar el Castillo de la Mota, pero con lo tarde que habíamos salido, al final pasamos por allí a más de las 4, y como habíamos desayunado más o menos bien y ya teníamos ganas de llegar, al final nos hicimos el viaje del tirón. Medina del Campo queda para otra vez.

Alto del León
Alto del León

En este camino de vuelta a Madrid nos llamó la atención que pasamos cerca de las lagunas de Villafáfila, en Rueda por las bodegas Yllera y bodegas Mocén, y lo que parecía un castillo en Martín Muñoz de la Dehesa. También encontramos muchos coches averiados hoy. A las 17:30 estábamos en el alto del león, cima del puerto de los leones, que nos dio entrada en Madrid. A las 18:30 por fin llegamos a casa, tras 6 horas de viaje. Fin de nuestro viaje de fin de año 2014 por Galicia.

Para ver la ruta completa del viaje fin de año en Galicia, haz click aquí.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera.
TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *