Día 2: Zona oeste de la Isla de Sao Miguel

Nuestro primer día en Ponta Delgada lo habíamos planificado para ver el lago más famoso de la isla: el lago de Sete Cidades, que no diría que fue el motivo por el que elegimos la Isla de Sao Miguel pero casi. Antes de partir hacia allí teníamos que recoger el coche de alquiler. Así que a las 9 estábamos desayunando en nuestro hotel y nada más terminar cogimos un taxi al aeropuerto. Fue un trayecto muy corto y muy barato, nos costó sólo 7 euros. Os preguntareis por qué no cogimos el coche el día anterior a nuestra llegada y así nos ahorrábamos el taxi. Las agencias de alquiler de coches de la isla cerraban a las 6 de la tarde, al menos en la época en la que viajamos, Navidades. Así que como llegamos de noche no era posible cogerlo a nuestra llegada.

Habíamos reservado un coche de Ilha Verde a través de autoeurope. En el aeropuerto estuvimos muchísimo tiempo porque no llevábamos la reserva impresa y no la tenían registrada. El bono que teníamos en el móvil no les servía. Después de mucho debatir conseguimos que aceptasen que se lo enviásemos por e-mail, así que estuvimos buscando red wifi por el aeropuerto para poder enviárselo. Al menos nos libramos de tener que volver a Ponta Delgada a imprimir el bono.

A casi las 11 estábamos saliendo del aeropuerto con dirección a la zona oeste de la Isla de Sao Miguel. La primera parada la hicimos nada más pasado el aeropuerto, en el Mirador Caminho Novo en Relva donde estuvimos haciendo nuestras primeras fotos de los pastos azorianos, de las vacas y del Océano Atlántico. Tras este mirador nos desviamos por una carretera interior que se internaba en el Parque natural Mata do Canario y comenzamos a encontrarnos diferentes lagos. Estábamos en la Ruta de los lagos de Sete Cidades.

El camino fue impresionante, con verde, montañas, lagos y niebla, y el punto culminante llegó cuando avistamos el lago que era nuestro mayor objetivo en el día de hoy, el Lago de Sete Cidades, simplemente espectacular. Y eso que fallaba el sol. No me puedo imaginar cómo será cuando brille el sol en las aguas del lago y permita diferenciar los colores verde y azul que diferencian cada lado del lago. Desde el lago descendimos hasta la localidad de igual nombre, Sete Cidades, y ya se nos hizo la hora de comer.

No conseguimos encontrar un restaurante, así que continuamos a nuestro siguiente destino, Ponta da Ferraria, pensando que encontraríamos algún restaurante en el camino. En Ponta da Ferraria estuvimos poco tiempo porque casi había un vendaval, así que estuvimos el tiempo suficiente para conocer la zona pero nos quedamos sin el baño de rigor en sus aguas termales a pie de océano. Hacía un frío horrible. Así que congelados nos fuimos a coger nuevamente el coche y ya en Mosteiros conseguimos comer.

Nuestro almuerzo en Mosteiros la verdad que estuvo riquísimo y además fue típico azoriano: lapas y pez espada. Nos tomamos nuestro tiempo comiendo y al terminar nos fuimos a conocer la localidad de Mosteiros hasta que se puso a llover y ya tuvimos que decidir emprender nuestro camino de vuelta a Ponta Delgada. Estábamos a 40 minutos de nuestro hotel.

Antes de llegar a nuestro hotel paramos en un gran centro comercial llamado Parque Atlántico. Como ya no íbamos a ver nada más hoy estuvimos largo rato recorriendo todas las plantas y además compramos comida y bebida en el supermercado para cenar más tarde en el hotel. Nuestro primer día en Islas Azores nos había dejado muy satisfechos, tan sólo con la pega del clima, pero ya sabíamos que nos arriesgábamos a ello en esta época. Esperábamos que el tiempo mejorase en días posteriores.

Si quieres ver la ruta completa de nuestro viaje fin de año por la Isla de Sao Miguel, haz click aquí.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina. Nacida en Madrid, apasionada de Alicante y sus fiestas. Me encanta viajar y la fotografía. Matemática y programadora reconvertida a consultora informática, y desde hace un tiempo también bloggera. TravelBlogger y socia de @MadridTB y @ViajesyEstilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *