Día 2: Valle del río Aragón

Nuestro primer día completo en Jaca habíamos decidido pasarlo fuera, recorriendo el Valle del río Aragón que partía de Jaca hacia el norte de la provincia de Huesca y llegando hasta Francia. Teníamos reserva para visitar la Cueva de las Güixas a las 12 de la mañana, así que nos levantamos con calma puesto que la cueva se encontraba en la localidad de Villanúa a tan sólo 14 kilómetros de Jaca.

Salimos de Jaca un poco antes de las 11 tomando la misma nacional que habíamos abandonado la noche anterior, la N-330, que además parecía ser la que recorreríamos durante todo el día de hoy durante nuestro trayecto por el valle del río Aragón. A las 11:15 ya entramos en Villanúa tras cruzar el estrecho río que es el Aragón, al menos a esta altura. Aparcamos al comienzo del pueblo por ser el punto más cercano al centro de interpretación, donde teníamos que dirigirnos para la visita a las cuevas y como teníamos tiempo hasta las 12 aprovechamos para explorar un poquito más el río. Un poco más arriba de Villanúa había una presa, que se veía perfectamente en el complicado camino hacia la cueva de las Güixas.

Tras la hora que duró la visita a las cuevas continuamos con nuestra visita a la localidad de Villanúa. En el centro no tiene lugares muy turísticos, pero al menos sí la típica plaza de los pueblos con varios bares, así que aprovechamos para comer en un hotel-restaurante llamado Albergue Tritón. Lo que más nos gustó del restaurante fueron las fotos que tenía colgadas. Eran fotos de la zona, en particular nos encantó una del lago Ibón, realmente preciosa.

Tras la comida aún tuvimos tiempo de visitar algunos lugares que estaban fuera del pueblo. Llegamos hasta el viaducto de San Juan, que nos ofreció una de las vistas típicas de Villanúa con su pico Collarada, y terminamos nuestra visita por Villanúa con la ermita de San Juan de Izuel.

Por la tarde a las 4 visitamos la estación de Canfranc, a tan sólo 10 minutos de Villanúa. Nos encontramos con un lugar lleno de historia que fue muy interesante conocer. Y por supuesto nos acercamos hasta el no menos famoso túnel de Somport.

A partir de aquí decidimos continuar la por la N-330 ascendiendo por el puerto de Somport hasta llegar a Francia, donde paramos a hacer unas fotos de una pequeña cascada y ya regresamos a Jaca. En realidad estábamos bastante cerca, a sólo 33 kilómetros, así que en media hora ya habíamos regresado a Jaca tras un día bastante intenso, y aún nos dio tiempo a pasar por la catedral antes de cenar.

Para ver la ruta completa del viaje Puente de Noviembre en Jaca, haz click aquí.

wircky

wircky

Mi nombre real es Cristina Motrel. Me apasiona escribir, la fotografía y viajar, así que en 2014 decidí combinar mis 3 aficiones, y surgió Los viajes de Wircky. Desde 2017 también me puedes leer en Viajes y Estilo.

One thought on “Día 2: Valle del río Aragón

  • 06/09/2015 at 12:46 PM
    Permalink

    El passat dievedrns vaig anar a sopar amb uns companys de professif3, eren uns 12. Pre8viament havedem negociat un menfa tancat de 20€ amb el que vam quedar mes que contents no nome9s x la quantitat sinf3 tambe9 per la qualitat de la cuina, de la presentacif3 dels plats i del tracte del personal.Ens van oferir tres entrants per compartir que xonsistia en:- amanida te8bia de formatge de cabra amb maduixes.- calamars a la romana ( super frescos).- timbal de baldana, plat tedpicament tortosed qe ens va encantar tant als que erem de Tortosa con a la gent que va venir de fora. Despres vam menjar un segon plat a elegir entre:- llenguado a la salsa se bolets.- confit d’e0nec.Tant els que vam menjar un plat comL’altre els vam trobar bonedssims! Finalment en lloc de fer postre vam pactar amb l’ama del restaurant si ens podien fer un pasteds i la veritat es que ens van acceptar la proposta i el pasteds estava bonedssim. Aquest menfa ens va costar 20€/ persona i ame9s tb incloefa: pa, cafe8s i infusions, vi de la casa, aigua i cava. Realment tot un luxe, vam quedar tant satisfets que aquest proper dissabte hi tornem x dinar. Pd: ens van situar una taula gran i quadrada que va fer possible que tots ens pogue9ssim veure i xerrar tranquil-lament, vam agrair-hoPq era un sopar de feina i ens va ser mes fe0cil la conversa. A me9s la taula estava dintre del reservat del restaurant que oferia un clima edntim ideal x parlar de feina! Tot un luxe! 100% recomanable!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *